jueves, 8 de enero de 2009

Sobre canalización

Dícese del acto de escuchar al universo mientras uno se silencia y permite que la luz hable, venga de donde venga...
La canalización es uno de los actos más naturales que realizo desde que tengo uso de razón y corazón, pero conscientemente lo hago desde hace casi dos años. Canalizar es una apertura absoluta hacia la sabiduría universal y hacia la confianza plena de que todo es perfecto tal como es.
Canalizar se ha convertido en una de las ayudas más grandes para mi evolución espiritual y humana. Escuchar al universo lo que puede decirme acerca de la verdad, la armonía, la paz, el amor y especialmente mi vida, es uno de los mayores regalos que alguien podría haberme hecho jamás. Me siento bendecida por este acto tan hermoso y tan espontáneo. Creo que todos en mayor ó menor medida somos canales de luz que podemos encontrar respuestas si las hacemos y nos interesan de verdad. Profundizar sobre nuestra propia vida y sobre nuestro camino debería convertirse en prioridad diaria para nuestra felicidad personal. Elegir la aceptación incondicional de nuestro ser es una tarea(deliciosa, todo hay que decirlo) que más tarde ó más temprano debemos acoger con responsabilidad lumínica. En mi segundo libro trato este tema tan espléndido y tan hermoso, y lo hago con mis reencontrados hermanos pleyadianos que tanto me han ayudado a lo largo de toda mi vida terrenal...Ahora sé, porqué mi padre nos mostraba tanto amor por las estrellas cuando niños...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares