lunes, 19 de enero de 2009

Un berrinche (ó enfado) espiritual

El berrinche espiritual es una de las formas más poderosas de descargar nuestra energía negativa ó estancada, y recuperar alivio y calma en nuestro hoy.
Has sido condicionado/a desde muchos sectores y ámbitos de la vida a "tragarnos" todas nuestras emociones "descontroladas" como la ira, el enfado, la tristeza, la melancolía, la rabia, la responsabilidad extremista ó culpa, etc. Te contaron el cuento de que una persona "querida" era aquella que derrochaba todo el día alegrái, fortaleza, optimismo y buena voluntad...
Como ya no eres un niño, sino un adulto, crees y creas otros cuentos que benefician a tu salud mental, emocional, física y espiritual.
Como adultos debemos creer en otras perspectivas y especialmente en nuestra guía interna. Tenemos derecho a enfadarnos, a cabrearnos, a enfurecernos, a entristecernos, a sentir rabia e impotencia, derecho a sentir lo que sentimos, sea lo que sea.
No olvidemos que somos seres multisensoriales y que los sentidos son nuestro punto de partida. ¡Sentimos porque estamos vivos!. Y si te sientes mal es por alguna razón, siempre es por ALGO.
Te propongo un ejercicio de berrinche y desahogo espiritual, especialmente para aquellas personas que están trabajando mucho(en todos los aspectos) y todavía no obtienen los resultados que esperan ó desean(que no logran aparentemente...el mundo físico nos muestra lo que fue, no lo que ya es. Este es otro tema para otro día).
Puedes hacerlo a viva voz ó por escrito, no importa. Lo que importa es la INTENCIÓN y la INTENSIDAD conque manifiestes tu enfado por no haber recibido YA lo que crees que mereces en tu vida. Debes actuar como si tú fueras tu propio abogado y defenderte en todo momento. Tu conversación es con el universo, puesto que sabes que eres dios en acción. Exígele que te dé lo que te mereces. Exígele dedicación, exígele la pasión que tú le pones a todo, exígele oportunidades únicas como tú. Exígele que haga tan bien su trabajo que te sorprenda constantemente. Tú eres dios y ya sabes que te mereces lo mejor!!!, por lo tanto, exígele que te lo otorgue YA, en este momento. Dile que ya sabes que eres perfecto aquí y ahora y que mereces más en tu vida. Más alegría, más riqueza, más amor, más amigos, más risas, más luz, más de todo lo bueno.
Hazlo y tu día cambiará...y puede que tu vida también lo haga...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares