viernes, 6 de febrero de 2009

Un dato positivo sobre la obesidad...

No me malinterpreteis, no voy a hacer apología dura sobre lo maravilloso que es tener 20 kilos de más. No, no voy a enfocar el tema por ahi. En mi segundo libro(el cual estoy escribiendo) he canalizado una información acerca del porqué muchas personas están desarrollando una obesidad mórbida u obesidad simple. Es evidente que los alimentos que ingerimos tienen mucho que ver con esa grasa acumulada en nuestro cuerpo pero también tienen que ver nuestros pensamientos y sentimientos sobre cómo pedimos amor al universo ó a la vida. A veces deseamos exigir, exigir, exigir y no ofrecer nada. Y no me estoy refiriendo a ofrecer sólo a otros, sino a nosotros mismos. La obesidad puede encerrar una excesiva protección de nuestro ser y nuestra alma ante el mundo que nos rodea. Tiene mucho que ver con los miedos que hemos acumulado a lo largo de muchas vidas y experiencias vitales y ese miedo ó miedos deben ser aceptados por nosotros con cuidados, amabilidad y cariño. Cuando alguien desarrolla una obesidad grave(que afecte verdaderamente nuestra salud, que es más importante que nuestra auto-imagen) debe saber dos cosas: - Una, puede representar una OPORTUNIDAD para mirarse dentro y ver que un ciclo de muchos miedos vividos están siendo sentidos y vistos y necesitan ser liberados. En realidad, esa obesidad te está diciendo que vas por buen camino para liberarte de todo aquello que te ha asfixiado durante mucho tiempo. Recuerda que tiene que ver cómo te sientes y cómo estás decidiendo sentirte ahora. Acoge la oportunidad de aceptarlos y liberarlos. Has acumulado mucha experiencia vital y ahora es el turno de escoger otro tipo de experiencias vitales.
2- La mayoría de personas obesas tienden a aislarse del mundo y a encerrarse con sus propios miedos y responsabilizar a los demás de lo crueles que son con su "peso y aspecto". Es importante reconocer que el aislamiento tiene que ver con una exacerbada forma de sobreprotegerse de las emociones y sentimientos de los demás y de uno mismo. Nadie está a salvo encerrándose en una casa ó en una habitación, lejos del mundanal ruido. Porque tú seguirás estando ahi, con tus emociones y sentimientos, con tu mundo, con tu propio universo. No hay nadie ahi fuera que vaya a juzgarte por tu aspecto!!!, eres tú el que permites ó la que permites alejarte de los sentimientos y emociones de otros...del amor de otros. El punto importante de la obesidad es reconocer qué es lo que sentimos y porqué lo sentimos. Debes cambiar tu forma de sentir aceptar lo que sientes y enfocarte en lo que quieres sentir sobre ti mismo ó sobre ti misma. Sentir es importantísimo para el ser humano y ocultar nuestros sentimientos ó sedarlos con comida no nos va hacer sentir mejor, sino mucho peor.
Ámate, cuídate y no te averguences de lo que sientes nunca. Sea lo que sea esto, es digno de ser sentido. No importa si es tristeza melancolía, rabia, odio, furia, enfado, lo que sea!!!. Son tus sentimientos y tus sentimientos fueron creados por ti para experimentar y ser consciente de que eres un ser libre e ilimitado. Cambia tu forma de sentir y tu cuerpo te lo agradecerá. Te lo aseguro.

1 comentario:

  1. Esa es una de las cosas que yo he aprendido con la psicología. Y es que cuando estamos conectados con quiénes somos, todo va sobre ruedas!!!. Muy bien por este tema, y además ayudarás a muchas personas a reencontrarse con sus almas. Muy muy interesante. Gracias...

    ResponderEliminar

Entradas populares