miércoles, 11 de marzo de 2009

Otras vidas

Respeto mucho las creencias ajenas acerca de espiritualidad, religiosidad y una única vida(esta) que tenemos aquí y ahora para disfrutar(en eso estoy de acuerdo) pero debo discrepar en muchas ideas limitadas sobre sufrimiento y felicidad. Para mí, creer en otras vidas no es una cuestión de ideas que escojo libremente y solamente, sino en una experimentación básica verdadera y profunda. Si no hubiera retrocedido al pasado más remoto no hubiera encontrado muchas respuestas que me han dado alas y paz a mi vida actual.
Podría contar miles de anécdotas ó datos específicos de otras vidas pero seguramente estaría horas escribiendo sobre ello. Sólo aportaré un dato interesante, muy interesante para mí.
A la edad de 5 años(más ó menos) comenzaba a aprender a escribir pero no lo suficientemente bien como para tener tres pequeños callos en los tres dedos que más apoyo al escribir. Mi madre, de hecho, pensó que eran verruguitas pero también se le ocurrió que si lo fueran no serían tan grandes, así que lo dejó.
Mucho antes de saber que yo adoraba la escritura, mi cuerpo ya me estaba dando señales de muchas cosas.
Sigo teniéndolos, y sigo escribiendo tanto(ó más) como en mi vida anterior siendo periodista...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares