lunes, 27 de abril de 2009

La locura tiene cura...

cuando se es consciente de esta, cuando uno-a sabe quién es y de dónde proviene toda la basura emocional ó mental que llevamos dentro. Hay que soltar toda nuestra creatividad picassiana y mandarla a paseo!!!.
Recuerdo una vez que fuí a una sala de psiquiatría en un hospital para visitar a alguien muy querido. Recuerdo el silencio espantoso que había en aquella sala, y no porque las almas no vibraran(lo hacían y mucho) sino porque sus cuerpos estaban completamente "drogados", pero aún así yo escuchaba a la gente gritar. Es fácil escuchar a alguien cuando tienes tus oídos dispuestos y tu alma preparada...
Yo iba acompañada por una persona maravillosa que ama la música al igual que yo, y en un momento dado que reíamos con nuestra persona querida,nos dispusimos a cantar con ella. Para nuestra sorpresa, apareció un chico de unos 18 años con una guitarra española(iba también casi muerto de drogas) y se puso a dirigir una especie de batalla de canciones. Le preguntamos cuál canción quería tocar y nos dijo que La Bamba. Dicho y hecho. Se comenzó a cantar La Bamba...y lo que vino después,fue la bomba. La sala de estar se convirtió en un hervidero de gente cantando y gritando, y yo me sentí libre...y sentí que por un momento, ellos también...hasta que vino la "represora de turno" y nos jodió la fiesta y la catarsis necesaria para liberar toda aquella locura que todos,en un momento dado, llevamos dentro.
Fue inspiracional, y a mí me cambió la forma de enfrentarme a la gente que tiene problemas "mentales"(aunque yo considero que las heridas están en el alma y el alma hay que liberarla) de una forma total y absoluta. No hay enfermedades mentales, hay almas atrapadas en experiencias dramáticas y duras, y son esas experiencias las que hay que descubrir e indagar, pero parece ser que la psiquiatría sólo se dedica a cobrar sus horas "desocupadas" y tapar los orígenes de las heridas del alma. Y eso,SÍ ES UNA LOCURA...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares