lunes, 11 de mayo de 2009

El verdadero significado de la gripe porcina

Cuando una y otra vez se repite un mantra televisivo tan fuerte como la gripe porcina, uno/a debe encontrar algún tipo de respuesta inconsciente ó consciente a lo que está escuchando ó por otra parte tratan(quiénes y porqué) de inculcarte por todos los medios(ó miedos) la huella simbólica de algo inconsciente que todos llevamos a nivel colectivo(recalco, no todos. Hay gente muy currada y muy despierta) y que no hemos visto ó superado.
Vayamos con el significado del cerdo. El significado del cerdo puede tener diversas respuestas ya que tiene diversos maestros del inconsciente que trata de imprimir algún tipo de fuerza creadora en todo lo que pensamos, sentimos y elegimos creer ó pensar ó sentir. Dependiendo de las logias informativas que controlan los medios televisivos y comunicativos obtendremos diversas respuestas.
¿Qué puede significar un cerdo?. Puede significar un banquete exquisito y secreto para ciertas instituciones sociales, como por ejemplo la banca, la política, la religión, la televisión y rellena tú el espacio en blanco...
Puede significar la mayor distracción colectiva que ha existido jamás para un fin perverso y controlador de mentes dormiditas, y sacar tajada del dolor más profundo y mortecino de quiénes no VEMOS POR TELEVISIÓN.
Puede significar que la miseria humana que lleva el ser humano salga a raudales, y se deba enfrentar de una buena vez a su parte no reconocida y sombreada.
Puede significar la riqueza escondida de algunos, o en este caso, la codicia revelada de unos pocos que tratan(pero no lo conseguirán) de desposeer a otros de su riqueza(a través de tretas manipuladoras mentales y emocionales). Mensaje para aquellos que creen eso: NO PODEIS DESPOSEER A NADIE DE SU RIQUEZA, y mucho menos a alguien DESPIERTO/A.
Puede significar que nos guste el juego complicado y retorcido para despertar más rapidito todos juntos, lo cual, es una buena noticia, una gran noticia.
Puede significar tantas cosas...
Sobre la gripe. Es fácil. Contagio, miedo y más MIEDO. Olvídate del miedo, ó por lo menos no le des cancha. Abrázalo y ríete con él; te dejará en paz.
Y una vez más, te repito político mío interno que te aceptaré como vengas, pero no olvides que te estoy viendo tal como eres. Ando despierta y escucho a las almas que sufren...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares