lunes, 18 de mayo de 2009

La libertad como bandera

Muchas personas se confunden. Sí, lo hacen y muy a menudo. También tienen derecho a hacerlo, no estoy aquí para condenarlas pero sí darles toques de atención.
Cuando hablo de libertad ó escucho a otros hablar de la libertad...comprendo que no todo el mundo atiende a su voz interna sino a sus necesidades insatisfechas.
Pero, ¿qué es la libertad?.
Describir la libertad es como cortar sus alas y ponerlas en un museo para que todo el mundo las aprecie y se pierda la esencia de la misma. La libertad es el acto de responsabilidad más grande que tiene el ser humano. El acto de crear su felicidad ó infelicidad acorde con su consciencia ó inconsciencia. Lo sé, no es fácil. Ser libre no es fácil, pero es el único acto que merece la pena luchar por él.
En mi anterior artículo hablé del auto-engaño con respecto al sexo libre que elige tener mucha gente y disfrazarlo de "amor" ó "pareja estable" ó whatever, me da igual. Parece que hay ciertas personas que aprovechan el filón de la palabra sexo para liberar todas sus inseguridades emocionales y afectivas...sí, lo hacen y luego se preguntan porqué se sienten tan vacías...
Follar con quién nos dé la gana no nos va a aportar libertad. La libertad conlleva mucha consciencia y mucha responsabilidad, y acostarnos con lo primero que llegue a nuestras vidas no es RESPONSABLE. En el sexo se esconden muchas heridas emocionales y hay personas que creen que se curarán con muchos orgasmos(ó sin ellos) y mucho vino blanco...Tu amante no va a liberarte de nada y su sexo tampoco(por muy bueno-a que sea!!!).
He conocido muchas mujeres que se quejan constantemente de los hombres; de sus comportamientos, de sus actitudes, de su poca generosidad, de su anti-caballerosidad, de sus pocos detalles, de todo, absolutamente de todo. Pero de lo que no se quejan es de...su superficialidad completa hacia estos. Cuando tú tratas a un hombre como un objeto, él no hará menos que ESO.
Cuando estás esperando que te adoren, que te llamen, que te nutran el ego, que te aclamen, que te echen de menos, y sólo haces más que esperar...¿de qué coño te quejas???.
Acaso tú...¿ le has llamado, le has dicho cómo te sientes, has compartido algo con él aparte de sexo, le has hecho un buen regalo, le has sorprendido de alguna forma, le has amado como quieres que te amen???. Ay!!!...mezclamos estupidez con inconsciencia y tenemos un cóctel explosivo.
También he conocido mujeres aparentemente muy liberales(sí, que se van acostando con todo aquel que se les insinúe y no con aquel que realmente les guste) que NUNCA se han masturbado. Sé que puede sonar absurdo...pero lo cierto es que es una realidad vigente y sorprendente. Y lo que no entiendo es que te hablan del sexo como algo maravilloso y fantástico, cuando no conocen para nada su cuerpo y encima, explorarlo les parece algo "raro". Esto es de lo que yo hablo. Hay heridas y queremos taparlas como sea.
Hay muchas mujeres y muchos hombres que llevan consigo muchas heridas del alma y creen que el sexo les solucionará la vida y la...semana. Lo cierto es que no es así.
Es muy doloroso(a veces es extrañamente vacío) estar con alguien desnudo-a sin saber cómo comunicarte con ese alguien...es frío y extraño. Es una realidad sorprendente que nadie te va a contar como algo turbio ó triste, pero es demasiado habitual...como para no hablar de ello.
El sexo no es la solución a nuestros males...ni es el camino para conocer a alguien profundamente, por mucho que las películas se empeñen en metérnoslo por el culo(nunca mejor dicho)(este último comentario no es homófobo sino agresivo y violento...cuando no deseamos algo).
Así que, os recomiendo que hagais introspección y os pregunteis qué es lo que quereis lograr en la vida y de qué maneras...y preguntaros de verdad qué es la libertad para vosotros-as.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares