viernes, 12 de junio de 2009

Claridad comunicativa

Cuando hablo de mis innegociables, en realidad lo que trato de expresar y comunicar es la profundidad de lo que realmente me importa a la hora de relacionarme con otros.
Hablo de lo que hizo mucho daño a mi corazón y mi alma. No es algo personal contra nadie ni contra nada, se trata de mi bienestar y mi felicidad. Se trata de mí, no de nadie externo.
Quiero que se entienda que lo innegociable no debe de ser una ofensa o un ataque para nadie. Hablo sobre mis experiencias y sobre cómo he aprendido a cuidarme y a protegerme. He aprendido con los años que no todo el mundo siente como yo siento ó ve lo que yo veo...
Sí, no sólo se debe proteger a todos aquellos que amamos sino a quién más deberíamos amar y respetar: a nosotros mismos.
No pienso desmenuzar mi corazón con cosas que pueden hacerme mucho daño. Aprendí la lección muy duramente...y siento que merezco lo mejor, eso es todo. Yo, lo merezco.
Quiero decir que también respeto y comprendo los límites de otros pero...no quiero repetir patrones. Quiero aceptar mis límites y lo que ello conlleve, y eso es beneficioso para mi serenidad y bienestar. De eso trata el sentirse feliz...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares