martes, 16 de junio de 2009

Confesiones

Hoy va de confesiones.
Voy a aprovechar el filón de la sensibilidad extrema y a desnudarme en un océano de sensaciones pristinas y claras...
Hace mucho tiempo tuve una gran discusión con mi hermana Chechu; cosas familiares...
En el fondo, nada que no se pueda arreglar con una buena disculpa, un abrazo y un ego combatido. Lo cierto es que estar lejos de ella me hizo daño, muchísimo daño. Lo pasé realmente mal, muy mal.
Ella es uno de los seres que más amo en el planeta y sentirme alejada de su presencia fue duro, muy duro.
Pero algo ocurrió(y sigo llorando...) y la vida quiso que nos volviéramos a reunir.
Gracias a la pasión que la música nos ha regalado durante toda nuestra vida, no tuvimos más cojones que reunirnos para ver en directo a un grupo que no sólo nos gustaba, sino que nos aportó más de lo que ellos nunca podrían imaginar.
Han estado presentes en tantas circunstancias de nuestras vidas que sería imposible enumerar todas las vivencias y experiencias que hemos tenido gracias a su música, autenticidad, espontaneidad y buena energía.
No sé cómo...pero mi hermana ha cambiado para mejor y yo he cambiado para MEJOR.
Cumplir un sueño de adolescentes juntas fue...guau!!!, y todo gracias a la vuelta de un conjunto de personas que no saben ni tienen la menor idea de cuánto ha representado su vuelta a nuestras vidas. Es mágico,realmente mágico.
Hace tres años recuerdo la conversación que tuve con una amiga...: "No soy de esas personas que se arrepienten de lo que no han hecho ó han dejado de hacer pero...tengo una espina clavada en mi corazón y es, NO HABER VISTO a NKOTB en concierto. Dios, cuánto lo deseaba!!!"...
El universo siempre escucha, SIEMPRE. No sólo volvieron ellos sino que volvimos nosotras.
Hay tantas personas que no saben cuánto han aportado a otros, cuánto aportan a otros con su arte, con su escritura, con su presencia, con su talento, con su existencia...
Y es importante que lo sepan. Que sepan cuánto han aportado a mi vida, a mi alma y a mi corazón. No tengo suficientes palabras de agradecimiento para regalar...me faltan...
Y sólo digo, a todos aquellos que han iluminado mi alma en muchos momentos de mi vida, gracias.
Gracias...con todo mi corazón.

1 comentario:

  1. Me alegra por ti que hayas arreglado las cosas con tu hermana.

    Desgraciadamente para mi, mi hermano es un idiota!!

    ResponderEliminar

Entradas populares