miércoles, 24 de junio de 2009

El precio de la fama

Lo sé, no soy una persona famosa(aunque en mi pueblo me conoce todo el mundo...) ni renombrada...por el momento. La vida es un cambio y nunca sabes lo que puede pasar, pero he de hablar sobre el tan manido y sobado precio de la fama.
Si alguien piensa que no puedo opinar sobre el reconocimiento ó cierta fama ó cierto renombre...se equivocan. Conozco personalmente a gente que tiene cierto prestigio y cierta fama que no están dispuestos a pagar el precio de nada. Son personas que se han trabajado muchísimo la auto-estima y no van a doblegarse con presiones ó manipulaciones externas de ningún tipo. Me explico.
Hay personas que creen ó piensan que por llevar un nombre "luminoso" deben aguantar todo tipo de vientos y mareas. Va a ser que no. Eso es lo que nos ha vendido la sociedad del "circus romanus", en donde los gladiadores deben morir por su público y para su público. Y un carajo. Aguantarán lo que ellos estén dispuestos a aguantar, aceptar ó amar. Hay muchas cosas que no se debería tolerar en ninguna circunstancia. Cuando la gente te admira, te aplaude, te bitorea ó siente por ti cierto cariño es porque tú estás aportando algo positivo a esa persona ó personas, y uno debe acoger con agradecimiento lo que le es entregado...pero hemos de recordar que quien da algo es porque QUIERE DAR ALGO Y PUNTO. Es a lo que me refería ayer en mi anterior artículo.
Dar es recibir y viceversa pero no estamos aquí para sentirnos sometidos ni coartados para hacer cosas que en realidad no queremos hacer. A mí no me deben nada los beatles por mucho que me gusten...ó quien sea, me da igual.
Sinceramente y creo que es SANO, muy SANO, poner límites a las personas que no entiendan nada de lo que les dices. Porque si no entienden los límites de alguien que supuestamente les gusta ó les sigue por admiración etc...es porque están proyectando de una manera atroz sus insatisfacciones vitales, y el objeto de deseo no DEBE PAGAR LAS CONSECUENCIAS de tanta inmadurez y ceguera.
Entiendo y veo que hay personas que se muestran muy amables y pacientes en situaciones muy límite ó en situaciones desagradables para y por su propia estima, pero eso a veces es perjudicial para ellos. Porque a la larga se esclavizan de gente que no se merece ningún tipo de trato justo y amable.
El fanatismo es algo dañino y perjudicial para el que lo vive y para quién lo recibe. No es algo sano ni agradable. Entiendo que cada uno tenga sus formas de entregarse a un público ó a un fan ó whatever pero también entiendo que cada uno tenga sus formas de protección y límites sanos para poder tener calma, paz y agradecimiento...porque al fin y al cabo se trata de sentir bienestar, no de sentirse en deuda con alguien. No hay deudas. Tú te mereces ser bien tratado y quién no lo entienda que haga introspección y se dedique a currarse por dentro, que falta le hace!!!.
Una persona madura y seguidora de alguien no pide autógrafos ni fotos a alguien que está comiendo, que está con su pareja ó que está con su familia, ó que está tocándose la vaina!!!.
Una persona madura sabe que la gente puede tener dias malos y que un mal gesto hacia un "objetivo" no es algo personal.
Una persona madura y seguidora de alguien sabe lo que es la vida pública de alguien que admira y DESCONOCE por completo su vida privada; no se hace cábalas matemáticas. Respeta la privacidad de ese alguien porque respeta también su vida. Y eso sí que no tiene precio.
Una persona madura y seguidora de alguien disfruta del arte y del talento de su artista y le ayuda a seguir adelante sin más miramientos que el mismo disfrute. No pretenden que les solucionen la vida ni le den las respuestas a todas las preguntas!!!. Esa es su tarea, no la de nadie externo a él ó ella.
Una persona madura y seguidora de alguien puede sentirse cercano a ese alguien pero no confunde el sentimiento con la realidad. La amistad, el cariño y el respeto se ganan con batallas compartidas y con muchísimas experiencias juntos.
Una persona madura y seguidora de alguien se siente agradecida si el artista se muestra agradable y complaciente con él ó ella y es un plus maravilloso que no espera y agradece con toda el alma, pero no siente que esto va a ser la larga luna de miel de su vida.
Una persona madura y seguidora de alguien sabe que todo el mundo tiene su vida y que ella misma también la tiene...y debe dedicar a construir su felicidad desde el momento-presente, y no desde las nubes que se evaporan con el tiempo.
Es necesario poner los límites a todas las relaciones de nuestra vida, ya que nuestra alma lo agradecerá...ah!, y no esperes que todo el mundo lo entienda. Los límites están hechos para que los demás no los entiendan, pero SÍ LOS RESPETEN. Y el respeto está por encima de cualquier admiración...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares