lunes, 29 de junio de 2009

La diosa de vuelta

A veces siento tristeza por determinados comportamientos de diversas mujeres. Siento tristeza porque mi diosa no las reconoce como diosas que son...pero las ahogan, las encierran en frascos de mediocridad y cobardía.
No hace mucho observaba a la mujer de un presidente de un país. La observaba detenidamente y me hacía varias preguntas importantes: -¿porqué tolera ser humillada de esa forma y delante de todo un país?. -¿porqué le permite esas faltas de respeto a un hombre que no la ama y que no la respeta por ninguna de las maneras?- ¿porqué se hace tanto daño a la diosa de cada mujer?.- ¿porqué no se le permite respirar en esta sociedad abocada a la misoginia y al machismo más primigenio?.
Las respuestas son obvias. Porque ella se humilla, no se ama, no se conoce y no sabe lo que quiere. Y lo peor de todo, porque es ella la que está FOMENTANDO CON SUS COMPORTAMIENTOS el machismo y la misoginia que recibe.
Una de las creencias más estúpidas sobre las relaciones amorosas que no dejo de escuchar y de ver en los medios de comunicación es que hay que LUCHAR por la persona amada. Y con luchar me refiero a entrar en un grave conflicto con nuestros límites, una gran falta de respeto por nuestros sentimientos y nuestras emociones más profundas...sigo...

1 comentario:

  1. ¡NO TENEMOS QUE TRAICIONARNOS NUNCA A NOSOTRAS MISMAS!

    ResponderEliminar

Entradas populares