miércoles, 3 de junio de 2009

Sobre la importancia de dar mensajes claros...

a la vida que nos rodea.
Es realmente importante cuidar nuestras actitudes y comportamientos para con otros y para con nosotros mismos. Todos tenemos un corazón repleto de amor y sensibilidad luminosa que sólo desea aceptar y recibir buenos tratos y cuidados. Por eso siempre trato de ser prudente con respecto a mis sentimientos; he aprendido a hacerlo, a cuidar de mí y a cuidar de otros. No digo cosas que no siento y tampoco procuro callarme cosas que sí siento. Lo sé, a veces sentimos miedo de expresar lo que sentimos pero...he comprobado, que guardarse y almacenar aquello que nace desde el amor más puro muere dentro y nadie lo verá ni lo sentirá...y tampoco crecerá. Y lo peor, es que morirás tú con ello.
Es lícito estar asustados ó sentir ciertos miedos por experiencias pasadas. Es necesario abrir nuestras puertas y despejar todo aquello que nos ha hecho tanto daño en el pasado y sigue haciéndonos en el presente. Es necesario que las habitaciones se aireen y se refresquen.
Procuro ser clara y honesta...procuro hacerlo con los medios que tengo a mi alcance y también procuro aprender de mis intentos fallidos.
Me gustan los corazones, y trato de no socavarles su alegría ni su expresividad máxima y brillante. Procuro ser yo misma en todo momento...y eso siempre es una ayuda EXTRA.
Procuro escuchar a mi intuición y a mi alma, procuro hacerlo de verdad, sin prisas pero tampoco sin pausas. La vida es corta y nunca sabes cuándo será el último día aquí. Esto es un regalo extraordinario y no pienso dejar de disfrutarlo.
Hoy no voy a permitir hacerme daño de ninguna de las maneras.
Hoy seré clara, y te diré que me alegro de que estés aquí y quererte tanto...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares