lunes, 20 de julio de 2009

No te esperaba

Tengo una imagen clara de quién habita en mi alma,
de quiénes bailan conmigo en el alba azul del mañana...
Tengo un recuerdo tan vivo de tu pasión que no hay viento que me haga olvidar
tu serena y pícara sonrisa.
Guerrero que combates con la risa, poemas, generosidad y compasión a la
eterna sombra que huye de tu resplandor.
Suave como ninguno, tierno como las rosas pequeñas que cuido en mi jardín.
Dulce, tan dulce que me cuesta creer que exista alguien como tú.
La pasión que yace en el lomo de tu caballo, en la espada hecha de juegos
que me hacen recordar de dónde viene tu amor por los secretos,
los secretos que comparto contigo...sólo contigo.
Tus manos, ¿qué dios me conocía tan bien, que hizo de tus manos un placer en sí mismo?
Tu mirada...la luz de un sol más que eterno crece en ese corazón que tienes como pecho y
ojos.
Tus brazos son la respuesta a mis plegarias, a mis preguntas, a mis anhelos como diosa...
Llegaste como siempre, raudo y veloz...como no te esperaba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares