jueves, 17 de septiembre de 2009

Gratitud infantil

Doy gracias por mi imaginación; esta me ha llevado a lugares maravillosos cuando era niña...
Gracias por mi inventiva creativa; siempre jugaba sin parar y con una felicidad inexplicable.
Gracias por mi liderazgo; hizo que me sintiera poderosa, admirada y querida.
Gracias por mis amigas de la infancia; si algo me puedo llevar de esta, son ellas.
Grandes corazones llenos de bondad, una bondad que llevo guardada en mi alma y mi corazón, corazones llenos de alegría y de diversión. Si ha habido una niña que se sintiera amada por sus amigas de la infancia...esa niña fuí yo.
Me sentí tan importante, tan honrada, tan vista!. Me sentí mucho más que querida...
Y hoy, reconozco que ellas fueron mejores amigas que nadie en aquellos momentos, y que a la vez, fueron mis líderes y mi fuerza para continuar aquí...me aceptaban tal como era y me regalaban tantas cosas, tantas sonrisas y risas, tantas oraciones, tantos buenos deseos, tantos momentos brillantes, sin heridas ni enfados trascendentes.
Tanta pureza, tanta belleza, tanta alegría!.
Gracias por esas pequeñas hadas y hados que tocaron mi alma y la cambiaron para siempre. Cuánto amor recibido y entregado.
Tan fácil, tan sincero...sin expectativas de ningún tipo.
Gracias por todos los sueños que tuve...por su magia, por su fuerza y autenticidad.
Gracias porque puedo sentir gratitud por muchas cosas...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Sobre verdadera INTUICIÓN

No pidas intuición si sólo la quieres para lo "bueno". Así no funciona la intuición. La intuición es guía desde el SER, y el SER...