lunes, 7 de septiembre de 2009

Padres forzosos

Ser padre debería ser una bendición, pero hay ciertas mujeres que lo están convirtiendo en una pesadilla.
Hay una subcultura del feminismo "televisivo" que se ha convertido en más que un dicho, se ha vuelto en una ley: "Hago pagar al macho lo que no puedo pagar por mí misma". Y hablo en los sentidos literal y simbólico.
No importa que el hombre no quiera tener hijos, ella le hará un regalo que no va a olvidar en toda su vida: un hijo no deseado, y por lo tanto, NO AMADO.
Hay mujeres que todavía piensan y creen que si se quedan preñadas lograrán que su "amor" les solucione la vida. Son madres "forzosas" para conseguir x objetivos y ciertos intereses económicos, y de paso, desplumar al cabrón y gilipollas de turno.
Y cuando él dice que NO, que no está preparado para tener hijos, y además, que "ella" lo sabía con antelación(porque por si no lo sabes: los hombres también tienen DERECHOS) y un largo etc, etc, etc...
Ella le suelta algo así como:"ya, pero ahora tienes que asumir tu parte de responsabilidad y pasarme todos los meses tu parte "responsable".
Y se quedan tan anchas!!!, porque nombran la palabra RESPONSABILIDAD como un mantra culpabilizador hacia ese hombre que tanto les ha "decepcionado".
Pero ella es la única que no está asumiendo su parte de responsabilidad, su toma de decisiones: la maternidad auto-elegida y la sexualidad irresponsable. Sí, irresponsable, y muchas veces, cruel...
Hay embarazos DESEADOS que no provienen precisamente del amor por su pareja, churri o amante.
El 90% de los embarazos no deseados no provienen del fallo sistemático del condón o la píldora. Vienen de la irresponsabilidad sexual y una auto-estima depauperada. Sólo tienes que escuchar las conversaciones o discursos sobre sexo de una mayoría de mujeres entre 16 y 45 años: para echar a correr.
Si alguien piensa que los dos han de ser responsables, yo digo por supuesto que sí pero el hombre no sale embarazado y eso SIGNIFICA ALGO: ella debe ser mucho más responsable si cabe, en todos los sentidos.
Y si quieres hacer padre a un hombre que no lo desea y crearle esas responsabilidades económicas que tanto ocupan tu tiempo...plantéate sinceramente porqué quieres tener un hijo, porque es seguro que no es por amor.
Una mujer que desea ardientemente tener un hijo no manipula a nadie ni obliga a nadie a algo tan hermoso como es: tener un hijo.
Asume el dolor, asume las decisiones que ha tomado y dice adiós a un hombre que no desea compartir esa visión de vida y de dicha. Ella asume su responsabilidad y se hace cargo de sus objetivos o sueños.
Construye su dicha y su meta con sus propias manos, y lo mejor de todo, ama a su hijo como se merece: con un amor inmenso, independientemente de cómo esté su cartilla.
Nota: Antes de tener un hijo, una debe saber con quién ha de tenerlo, en qué circunstancias, cómo ha de ser el padre del niño, etc...es IMPORTANTE TENER LAS IDEAS CLARAS CON ALGO TAN IMPORTANTE Y TRASCENDENTE.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares