viernes, 23 de octubre de 2009

El fenómeno "rechazo amoroso"


He aprendido mucho de las relaciones, muchísimo y especialmente de las relaciones con los hombres(y sigo haciéndolo). He aprendido a escucharme y a escuchar.
Voy a hablar del fenómeno "rechazo amoroso". Sí, del momento duro que hemos tenido TODOS cuando alguien nos ha dicho que NO con respecto a compartir "corazón y amor".
Es duro y no podemos ni debemos forzarnos a seguir conquistando lo "imposible". No se trata de que no seas suficiente ni que tengas que demostrar "algo" a ese alguien. Se trata de que te mereces lo mejor y lo mejor, SIEMPRE TE DICE SÍ.
He pasado por muchas experiencias agradables y desagradables, y he aprendido lecciones inolvidables y grandes.
Lecciones duras y consistentes como para olvidarlas.
Aunque se diga que el "rechazado" sufre, la gente no puede imaginar(o sí) lo que sufre en un momento dado el que "rechaza". En mi caso, cuando tienes una amistad con un hombre procuro ser yo misma, no veo más allá ni me planteo esconderme por ser una mujer maravillosa, atractiva e inteligente. No juego al juego de la seducción ni deseo que mis amigos-hombres me adoren como una puta sex-symbol.
Procuro ser yo y natural como lo soy con mis amigas mujeres.
Pero aún así, algunos hombres se confunden...
Mis comportamientos son claros cuando se tratan las emociones y los sentimientos míos y de otros. No me dedico a jugar con nadie ni deseo que nadie juegue conmigo.
En el pasado sufrí un poco con respecto a ese tema.
Dos hombres con los que tenía una buena "conexión" amistosa desaparecieron de mi vida en cuanto les dije que yo no quería formar parte de sus vidas amorosas y que...no estaba enamorada de ellos.
Puedo comprender una distancia y un espacio temporal porque es difícil lidiar conque nunca podrás besar y tener en tus brazos al "objeto de tus deseos" pero... ese objeto de tus deseos es tu AMIGA o AMIGO, siempre lo ha sido...y a un amigo no le abandonas, ni le reprochas, ni le rebajas, ni lo maltratas...de ninguna forma.
No puedo ni quiero comprender que alguien se convierta en alguien despreciable ni desagradable sólo porque fue "rechazado". No tiene justificación alguna.
Y además llegas a la conclusión de que en verdad no te querían, no te amaban de verdad...sólo TOCASTE SU EGO fuertemente.
Ahora no tolero ni tonterías ni inmadureces de nadie. He puesto el listón muy alto, tan alto como yo, y de ahí no bajo por nada ni por nadie.
Ahora quiero por encima de todo, un amigo en mi pareja.
Quiero amigos, amigos de verdad. Quiero a alguien que esté ahí, independientemente de cuáles sean las circunstancias externas. Quiero a mi amigo del alma...
A mi amigo, a mi mejor amigo. Quiero a alguien que me ame de verdad. Quiero a gente que me ame como yo merezco y deseo ser amada. Quiero amarme lo suficiente como para atraer a todas esas almas brillantes que reafirman una y otra vez de qué pasta estoy hecha.
Pero sobre todo deseo ESCUCHAR y ser escuchada mientras expreso mis emociones y sentimientos y los demás también se expresan.
Un NO es un NO, pero eso no tiene porqué significar un final; puede ser un largo comienzo...o no.
Todo dependerá de la profundidad que deseamos entablar con aquellas personas que elegimos en nuestras vidas.
Ahora he aprendido a hacerme cargo de MIS emociones y no las de los demás. Aprendí que la culpabilidad es un juicio depredador impuesto por el miedo o inseguridad proyectado por otros.
Aprendí que es NATURAL Y NORMAL que la gente se "enamore" de mí.
Aprendí que soy una mujer extraordinaria que brilla por sí misma y es lógico y previsible que mi esencia despierte la luz en otros.
Aprendí y recordé que las diosas en forma humana desean ser "tocadas" sólo por dioses despiertos.
Aprendí porque yo también fuí la "rechazada"...

miércoles, 21 de octubre de 2009

Proteger no es CONOCER


El otro día mientras caminaba, me encontré con una madre que estaba hablándole de una manera "no apropiada" a su hijo y le recriminé de buenas formas...pero cuando vió mi forma de expresarle que tenía un hijo maravilloso, un sol y una joya universal, ella cambió su actitud y comenzó a hablarme de porqué estaba TAN "enfadada".
Enseguida me dí cuenta que era ex-drogodependiente y estaba en una fase de desintoxicación. Traté de suavizar su energía todo el tiempo, de re-dirigirla a un centro en el que ella pudiera sentirse segura y amada. Lo que más me llamó la atención fue su...hijo. Me emociono al pensar cuánta luz derramaba ese SER por aquella mujer. Era tan hermoso!!!, tan luminoso!!!.
Antes de recriminarle, su hijo estaba llorando muchísimo y su expresión facial no era que digamos muy alegre, pero eso cambió en cuanto mi hermana y yo le dimos la vuelta a la tortilla. El niño comenzó a dar saltos y a sonreir(creo que jamás había visto una sonrisa tan sincera...tan agradecida), iba dando saltitos y sonriendo. Y cuanto más le decíamos que era un SER maravilloso, que era una perla del universo, que su madre debía sentirse orgullosa y bendecida por tan bello regalo de la existencia...el niño más contento estaba!!!.
Se llamaba Marcos y no creo que tuviera más de dos años... pero fue mi "salvación" de ese día. Cuando digo salvación me refiero a la reafirmación de la raza a la cual creo que pertenezco. Cuando digo salvación me refiero a la luz que necesito diariamente para nutrirme...como todos.
Cuando digo salvación me refiero al coraje que se necesita para ser uno mismo.
Cuando digo salvación me refiero a la señal auténtica y única que todo ser humano necesita cada día para impulsarse hacia lo mejor de sí mismo.
Marcos tenía a su madre andando más de 4 horas!!! y sabeis porqué???. Porque sólo un maestro sabe lo que necesita otro para recordar quién es. Y este pequeño estaba dándole ese tute, ese trabajo de caminata para que su madre se cansara fisicamente...y ya sabemos lo que pasa cuando uno se cansa fisicamente. Llega la relajación y la ARMONÍA a su vida. Ese SER tan grande en un cuerpo tan pequeño estaba mostrándole a su madre y a sí mismo que podían alcanzar la armonía en el movimiento. Me emociono porque lo veo allí, tan pequeño, tan hermoso y tan poderoso!!!, tan poderoso!!!. Daría mi vida por los niños...por su mundo, lo daría todo por su felicidad.
Cuando los padres y madres se olvidan de compartir tiempo con sus hijos, vuelven al campo de la obligación y de la responsabilidad auto-elegida pero se olvidan de algo muy importante...sus hijos también les protegen a ellos, les guían, les instruyen, les enseñan.
He oído muchas veces: Hay que aprovechar el tiempo de niñez con tus hijos, convertirte en uno de ellos porque esa etapa sólo la vivirán una vez en la vida...y sabeis lo que piensan ellos???, vuestros maravillosos hijos cada vez que jugais con ellos, cada vez que os introducís en sus mundos y les permitís apoderarse de la imaginación y de sus mundos internos y fantásticos y mágicos ellos piensan: "Debe ser increíble crecer y ser mayor...porque nunca pierden la capacidad para jugar conmigo, para estar en mi mundo...de hecho, creo que sólo les debe crecer la barba y los pies. Me encantan los adultos, siempre juegan a ser yo, a ser quién soy realmente".
Una de las mejores experiencias de mi vida la viví cuando tenía 5 o 6 años, no más. No puedo contaros exactamente todo lo que sucedió ese día pero...sí puedo expresaros mi felicidad y mi sensación de libertad. Fue la primera vez que me sentía libre en un mundo de adultos.
Recuerdo que fue la excursión más mágica y extraordinaria de toda mi vida. Recuerdo que un chico de 16 o 17 años al que denominamos "jefe" nos llevó de aventura en una tarde donde todos los demás estaban de "misa" (estos colegios religiosos son muy originales, como siempre) o algo parecido...
No he podido olvidar la generosidad, el cariño, el aprecio, la aventura de aquel muchacho para con nosotros. Éramos un pequeño grupo de niños y niñas que le seguimos como fieles seguidores...nos llevó por un barranco, por un río y por un bosque precioso...y desarrolló en mí una pletórica curiosidad por lo desconocido y por la pura rebeldía. Había un grupo de adultos que nos estaban buscando desde hacía horas y nosotros sólo podíamos pensar en nuestro "jefe" y nuestra maravillosa aventura...nos mojamos los pies, bajamos un barranco, nos hablaba como si fueramos exploradores expertos y nos ayudaba a subir por la montaña...
Recuerdo el cariño que le tomé a aquel "adulto" tan especial y tan generoso y amoroso para con los niños. Recuerdo su protección y su energía. Recuerdo su ENERGÍA. Creo que no he podido olvidarlo jamás...no recuerdo su cara, ni su nombre...bueno, sí. Se llamaba "jefe" y me pareció el chico más valiente que había conocido en mi pequeña existencia.
Aquella experiencia cambió mi visión del mundo. Aquella experiencia me devolvió mi rebeldía natural...no hay nada mejor que desobedecer a los padres y sentirte auto-suficiente en este vasto universo.
Así me sentía yo. Me sentía libre, completamente LIBRE.
Cuando se acabó la excursión y volvimos a la ciudad, todos nos separamos. Quería despedirme de "jefe" y preguntarle cómo se llamaba...pero a la vez me sentía pequeña y muy tímida, y además no pude verlo después de llegar a la ciudad.
Hasta que lo ví en un autobús. Repito: no recuerdo su cara pero sí su forma, su energía mirándome desde el bus. Me saludó con la mano y me sonrió...y yo internamente, le dí las gracias con todo mi corazón. Fue la primera vez que me sentía abrumada por el agradecimiento, tanto agradecimiento!!!.
Ese chico cambió mi forma de ver el mundo adulto. Lo cambió todo...porque después seguiría reuniéndome con gente más mayor que yo y a la vez, más divertida y juguetona que yo.
Una vez más: Gracias, JEFE.

viernes, 16 de octubre de 2009

Una pequeña RESPUESTA


Tu compasión hacia el dolor de otro...es una pequeña respuesta.
Abrazar el dolor de un corazón y no encontrar ninguna respuesta a la pérdida de un ser humano único...es una pequeña respuesta.
Convertirte en otro y y dejar el mando de todo a la naturaleza y las raíces de lo invisible...es una pequeña respuesta.
Sentir el amor de cientos de almas que te apoyan y te respaldan mientras todo parece una nube de tormenta...es una pequeña respuesta.
Crear nuevas e importantes preguntas para los nuevos desafíos del ser humano...es una pequeña respuesta.
Querer encontrar respuestas para TODOS...es una pequeña respuesta.
Querer encontrar las palabras de alivio más cálidas y comprensivas para los que sufren, para los que no comprenden, para uno mismo...es una pequeña respuesta.
Cambiar el rumbo del destino de alguien que suplicaba respuestas...es una pequeña respuesta.
Unirte al silencio de tus búsquedas y encontrarlas de cara...es una pequeña respuesta.
Entender que nadie tiene el control sobre nadie, y llegar a la conclusión de que todo ser humano es el responsable de sus poderes y sus luces...es una pequeña respuesta.
Comprender que NADA TIENE PODER sobre nosotros, excepto nuestro amor...es una pequeña respuesta.
Admitir que la raíz del alma de cada uno la conoce cada uno y nadie más. No conocemos las raíces profundas de cada árbol, pero sí su majestuosidad...es una pequeña respuesta.
Comprender que la mejor respuesta es ESTAR AHÍ...es una pequeña respuesta.
Desear conocer cada detalle, cada color, cada logro, cada paso, cada lágrima de un alma...es una pequeña respuesta.
Conocer, que nisiquiera la mudanza del cuerpo puede separar nuestras intenciones de aliviar y sanar las heridas de otro, de acercarse a sus raíces y aceptarlas, de oler su jardín divino e íntimo...es una pequeña respuesta.
Aceptar que podemos rendirnos ante las evidencias de la naturaleza de las raíces del alma y podemos ser respaldados y abrazados por otros...es una pequeña respuesta.
Y tras las pequeñas respuestas nacerá tu gran respuesta, la que pides, por la que rezas, la que aclamas y reclamas, la que mereces, la que anhelas y deseas...la que tienes YA, ahora.




martes, 6 de octubre de 2009

Los GRANDES pintores se fijan en ti

Hay diversas fases para crear una obra de arte, en este caso, un cuadro: Borrador, esbozo o bosquejo y finalmente, el cuadro.
Las tres son importantes ya que es un proceso creativo necesario para llegar a la obra maestra que queremos mostrar y que llevamos dentro.
He elegido este ejemplo de creación para poder desarrollar y conocer nuestras más claras intenciones acerca de cómo lograr algo. Me he inspirado en una amiga que deseaba obtener algo de alivio en una clara intención sobre la salud, seguridad y futuro de su hijo. Objetivo realmente importante y relevante. PINTEMOS.
BORRADOR:Aquí pondremos todas las ideas caducas o MIEDOS que tengamos acerca de la salud y seguridad de nuestro hijo. Ejemplos:
* No quiero que mi hijo crezca con medicamentos o vacunas que NO NECESITA.
* No quiero que mi hijo crezca con personas que le ofrezcan miedo, enfermedad o inseguridad.
* No quiero que mi hijo sienta mi propio temor o inseguridad.
Y puedes seguir tú con los "no quieros". Esto es un borrador y cuando sepas exactamente lo que no quieres, automaticamente los anularás o borrarás.
ESBOZO O BOSQUEJO: Aquí está el campo de las POSIBILIDADES de lo que podría resultar válido para tu intención clara. Ejemplos:
* Mi hijo está en un buen colegio donde sus profesores lo respetan y lo cuidan, eso significa que miran positivamente por su salud.
* Yo soy respetada como madre y mujer poderosa que soy con sus creencias sanas, respetuosas y positivas acerca de la salud y de todo lo relacionado con mi hijo.
* Las vacunas en los colegios son OPCIONALES.
* El presidente de mi gobierno actual tiene hijos y confía en ellos y en su salud. Eso lo refleja en su política sanitaria y repercute directamente en las leyes que permite crear. Lo cual permite a los padres la OPCIÓN de vacunar o NO.
* Mi hijo está sano porque es un alma brillante y fuerte, y su sabiduría es reflejada en una salud inmejorable y vigorosa. Nada puede perturbarle, tenga las creencias que yo tenga.
Y puedes rellenar tú el blanco...
CUADRO: Y finalmente,llega la obra maestra. Esta es la claridad plasmada en colores y energías compuestas de amor, paz y dicha. Ejemplos:
* Mi hijo me ENSEÑA cómo he de guiarme en salud, seguridad y confianza.
* Mi hijo está rebosante de salud y me lo transmite todos los días, y eso es debido a su espíritu grandioso y poderoso.
* Mi hijo me muestra cómo olvidarme de las preocupaciones y centrarme en la salud óptima de todos los integrantes de mi familia.
* Me siento una mujer poderosa, fuerte y respetada. La gente ESCUCHA lo que tengo que decir respecto a la salud y la paz.
* Las lecciones de salud y confianza entran en mi propósito de vida, por ello la gente me escucha y me sigue. Soy un ejemplo para los demás.
* Soy una mujer valiente que dice lo que piensa y soy valorada y respetada por ello.
* La salud me rodea por todas partes. El mundo es saludable y los pensamientos de la gente son transformados por mi amor y sabiduría.
* Soy una mujer amada y eso lo refleja la salud eterna de toda vida humana.
Y sigue tú con lo que desees...porque puedes CREAR Y CREER lo que elijas ser, y que los demás sean como tú quieres verlos.

lunes, 5 de octubre de 2009

Ahora recuerdo la noche azul...

Hay una montaña a lo ancho, a lo largo, en un punto del espacio y que conoce nuestros secretos.
Secretos de guerreros que no portan espadas.
Guerreros que no matan, sólo aman.
Guerreros que ríen y atesoran corazones enjaulados de jirones de estrellas dormidas y audaces.
Guerreros que rugen y no temen al temor.
Ahora recuerdo de dónde llega la noche...nuestra noche azul, mi noche.
No te diré su nombre por si aún lo recuerdas, pero te diré cómo alimenta mis batallas: con relinchos musicales y miradas de potrilla salvaje y divina.
Ahora la recuerdo a ella y puedo decir y gritar al universo que no estoy sola, que no estás solo. Ella nos unió y nos volverá a unir...
Recuerdo cómo la acariciaba, cómo acariciabas su lomo, su pecho, mi mano...
Y tus lágrimas hablaban por ti y mis besos hablaban por mí.
Y ninguno conoció el mundo de las palabras...éramos dioses con origen majestuoso y REAL.
Los dioses no hablan; sólo son venerados y atendidos...como las estrellas.
Ahora recuerdo la noche azul y sus recuerdos.
Ahora recuerdo cómo llegué hasta aquí y porqué vinistes raudo sintiendo los perfumes que presto al universo. Ahora sé el PORQUÉ.
No te diré su nombre porque su azul profundo marino delata mis versos, delata tus besos.
Hay una montaña en la noche que debes recordar, que sé, que puedes recordar...y mi yegüa, mi valiente y única yegüa, te guiará de nuevo a casa...

viernes, 2 de octubre de 2009

Aprecio mi sagrada salud

Aprecio de verdad mi salud infinita.
Aprecio muchísimo todos los gestos cariñosos y atentos que me otorgan todos los seres que se cruzan en mi camino, porque todos ellos me sanan y hacen bien a mi cuerpo y mi alma.
Aprecio a los animales que se acercan contentos a saludarme y a olerme y a lamerme y a decirme: hey!!!, HOLA!!!. Diciéndome así que soy IMPORTANTE EN EL UNIVERSO.
Aprecio la cálida bienvenida que me da el sol por las mañanas; me da el alimento que necesito para todo el día, la energía y la vitalidad, y encima me recuerda de dónde vengo y de qué estoy hecha.
Aprecio la frescura de las plantas y los árboles que engalanan toda la frescura de mi alma y de mi cuerpo.
Aprecio la sensual lluvia que roza mi piel cuando menos lo espero, y le doy las gracias por limpiar mis cargas, tensiones o pesares. Está aquí para hacerme sentir saciada de cualquier sed.
Aprecio a los médicos que te sanan simplemente con una sonrisa, con un : estarás mejor, no te preocupes, con una suave caricia en la espalda y una palabra que le viene de la salud y bienestar que lo atesora.
Aprecio a todos aquellos que muestran valor para enfrentarse a los miedosos, los inseguros, los inconscientes y los temblorosos. Aprecio realmente su luz, su apoyo a la sabiduría que los guía y tanto bien causa a todo el planeta.
Aprecio a los que escriben poesía, cantan y bailan. Todos ellos sanan más rápidamente que cualquier médico licenciado. Porque ellos comprendieron que la salud comienza con un buen canto, un buen baile y una amorosa poesía.
Aprecio a los niños, y más que apreciarlos...los adoro. Siento una infinita gratitud por tener semejantes ángeles en la tierra. Ellos sanan sin saberlo, sin recordarlo o sin desearlo. Porque lo único que son: es pura LUZ.
Aprecio los medicamentos que aliviaron momentaneamente mis sufrimientos, los aprecio y les doy validez. Ellos me salvaron muchas veces la vida...pero más aprecio, la salud que se apoderó de mi mente, de mi alma y de mi cuerpo. Aprecio de verdad sentirme consciente y ser consciente de que puedo respirar bien y ser simplemente, feliz.
Aprecio la llegada de la creencia: " vivo en perfecta salud y el mundo que me rodea sólo lo corrobora y lo refleja".
Aprecio la alegría conque muchas personas acogen las "malas noticias" y las abrazan sin miedo, para así convertirlas en flores de más de un día.
Aprecio el humor que tienen miles de enfermeros y enfermeras ante la llamada enfermedad, ellos lidian todo el día con la llamada "muerte" y saben que algún día llegará ese cambio a sus vidas...por ello aprecian tanto humor y tanto amor para los que tratan de recuperar esa parte saludable de ser y de estar.
Aprecio a las personas que valoran la salud, y dan y regalan prioridad a otras miles de personas a que recuperen la suya, dándose y entregándose en cuerpo y alma. Esto va por todos los médicos que ayudan "gratuitamente" a otros. Me siento inspirada por su incondicional generosidad...
Aprecio que los niños sepan indicarnos cuál es su estado emocional y cuál es su estado físico. Aprecio su maestría a la hora de mostrarnos: cómo debemos actuar para con nosotros y con los demás desde los sentimientos.
Aprecio los milagros físicos, emocionales, espirituales, mentales...los aprecio como mi propia vida. Porque son ellos los que me indican que no estamos solos y que si existe un dios...es sólo BONDAD Y ALEGRÍA.
Aprecio a todos los profesores que se ocupan de la salud física y emocional de sus alumnos. Aprecio su cariño, su calidez, su amor por estos. Los aprecio de verdad.
Aprecio a las personas que se ocupan de los niños en general...
Aprecio a los payasos, a todos aquellos que intentan sacar una risa o sonrisa a los más pequeños. No hay alimento más GRANDE QUE ESE. No puede haber alimento más importante que reirse y hacer reir.
Aprecio a todos los cómicos del mundo, a los que hacen reir sin parar, a los que consiguen y ganan sonrisas de los más "difíciles", a los que viven de sonrisas. Gracias por todos ellos...¿qué hubiera sido de mí sin tanta risa en mi vida?.
Aprecio a los músicos...no tengo porqués que pueda expresar con palabras. Para mí, si hay un dios o religión sagrada, si hay una respuesta clara, si hay alegría, si hay sentido de todo esto...lo es, gracias a la música. Mi gran madre, mi gran padre. Mi gran médico, mi gran amiga del alma. Sano en cuanto escucho cualquier pieza clásica, cualquier pieza de jazz, cualquier pieza dance, cualquier pieza pop, cualquier pieza, cualquier pieza...y como lo aprecio de verdad, espero que podais leer esto con esta maravillosa obra de arte. Un abrazo. Os aprecio.
http://www.youtube.com/watch?v=geDUXEoOCwE

Entradas populares