viernes, 16 de octubre de 2009

Una pequeña RESPUESTA


Tu compasión hacia el dolor de otro...es una pequeña respuesta.
Abrazar el dolor de un corazón y no encontrar ninguna respuesta a la pérdida de un ser humano único...es una pequeña respuesta.
Convertirte en otro y y dejar el mando de todo a la naturaleza y las raíces de lo invisible...es una pequeña respuesta.
Sentir el amor de cientos de almas que te apoyan y te respaldan mientras todo parece una nube de tormenta...es una pequeña respuesta.
Crear nuevas e importantes preguntas para los nuevos desafíos del ser humano...es una pequeña respuesta.
Querer encontrar respuestas para TODOS...es una pequeña respuesta.
Querer encontrar las palabras de alivio más cálidas y comprensivas para los que sufren, para los que no comprenden, para uno mismo...es una pequeña respuesta.
Cambiar el rumbo del destino de alguien que suplicaba respuestas...es una pequeña respuesta.
Unirte al silencio de tus búsquedas y encontrarlas de cara...es una pequeña respuesta.
Entender que nadie tiene el control sobre nadie, y llegar a la conclusión de que todo ser humano es el responsable de sus poderes y sus luces...es una pequeña respuesta.
Comprender que NADA TIENE PODER sobre nosotros, excepto nuestro amor...es una pequeña respuesta.
Admitir que la raíz del alma de cada uno la conoce cada uno y nadie más. No conocemos las raíces profundas de cada árbol, pero sí su majestuosidad...es una pequeña respuesta.
Comprender que la mejor respuesta es ESTAR AHÍ...es una pequeña respuesta.
Desear conocer cada detalle, cada color, cada logro, cada paso, cada lágrima de un alma...es una pequeña respuesta.
Conocer, que nisiquiera la mudanza del cuerpo puede separar nuestras intenciones de aliviar y sanar las heridas de otro, de acercarse a sus raíces y aceptarlas, de oler su jardín divino e íntimo...es una pequeña respuesta.
Aceptar que podemos rendirnos ante las evidencias de la naturaleza de las raíces del alma y podemos ser respaldados y abrazados por otros...es una pequeña respuesta.
Y tras las pequeñas respuestas nacerá tu gran respuesta, la que pides, por la que rezas, la que aclamas y reclamas, la que mereces, la que anhelas y deseas...la que tienes YA, ahora.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares