lunes, 2 de noviembre de 2009

Si no lo veo, no lo creo




Esta es la frase que más utilizo cuando estoy con mi sobrino el pequeño. Me deja muda.
Hace poco pensaba que escribiría un montón delibros acerca de todo lo que dice,piensa, siente y hace, pero he llegado a la conclusión de que me faltaría vida para ello. Cuando estás con él, TODO lo que hace, dice o ES es significativo. Da gusto estar cerca de un ser tan evolucionado, es completamente inspirador.
Pensar en él me hace reir, siempre. Es tan divertido,tan inteligente, tan auto-suficiente!. Cuando lo ves, te das cuenta de que el concepto de mundo lo tiene superado y asimilado. Él en su centro y lo demás sobra.
Podría contar un montón de anécdotas pero me voy a centrar en la última. Que para colmo ha sido la releche.
Tiene un cuerpecito delgado pero muy fibroso.Y tiene un control y dominio de su cuerpo excepcional. Tiene dotes de velocista,breaker,bailarín, etc...
y además porta una fuerza física que qué más quisieran algunos "grandes" del peso ligero.
Sin ir más lejos, el otro día nos fuimos al parque sus padres,mi hermana y yo con él.
En dicho lugar hay ciertos aparatos colocados para ejercicios de adultos y los niños de 5 o 6 años no alcanzan a montarse en ellos ya que son grandes y muy altos.
En concreto, hay un aparato que tiene un plato giratorio con una barra para ejercitar cintura,abdominales y lumbares y donde generalmente casi todos los niños suben y se caen ya que es difícil para ellos subir y mantener el equilibrio... sí, he dicho para casi todos excepto para uno de casi 3 años.
El momento que subió fue de: se me saltan los ojos de las órbitas. Y luego viene el momento de iluminación: ¿qué esperabas?, es un MAESTRO!!!.
Si no estuvo más de cinco minutos dándole que te pego no sería justa con lo que ví,pero lo mejor vino después.
Lleva más de 3 meses haciendo FLEXIONES, sí, de esas que a ti y a mí nos cuesta un huevo y parte del otro. Pues se puso a hacer como 10 flexiones sin parar y las madres que lo observaban en el parque se quedaron noqueadas y alucinadas.
Sus padres no le han enseñado ni las flexiones ni el pre-calentamiento de piernas!!!, que esto ya es la repanocha!!!.
En fin, que después de las flexiones volvió al dichoso aparato mientras su madre y sus tias lo observaban desde un banco. Mientras hacía el ejercicio, sin querer, resbaló y se cayó de bruces al suelo pegándose una buena ostia.
Antes de que finalizara el impulso de ir a recogerlo...
él, desde el suelo, comenzaba a HACER FLEXIONES. Es la escena más alucinante y divertida que he visto en mi vida!!!. Como dijo mi hermana llorando de la risa: !No hay dolor!.
Así que, la próxima vez que caigas en la vida, aprovecha que estás en el "suelo" y HAZ FLEXIONES.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares