jueves, 31 de diciembre de 2009

Más allá del planeta azul...


Hay una diosa que me persigue, una diosa que está hecha de cristal de luz y de flores azucaradas y rosadas.
Hay una historia que cuento a través de mis ojos y de mi aura...hay una historia entre tú y yo que sólo nosotros conocemos.
Hay una historia que cuento tan bien, tan pausadamente...
Hay una historia que sucede mientras respiro con otro cuerpo, otro disfraz de primavera.
Hay una historia que creí que sólo yo podía recordar...pero aparecistes tú.
Y me ayudas en el guión, en la aventura, y tomas prestada el alma del dios que me mira desde lejos, y puedo decirte que jamás nadie pudo adentrarse en ese rincón blanco del jardín.
Sólo tú mi amado puedes reir como lo haces, sólo tú puedes amarme y conocerme como lo haces.
Todas las reinas esperan el día de su encuentro sagrado,
pero yo, tu diosa, te he tenido desde antes del encuentro, de los encuentros y de los tiempos.
Te amo como jamás te amé...

martes, 29 de diciembre de 2009

¿Porqué mi hijo me odia?


Porque te lo has ganado a pulso...lo sé, suena un poco fuerte.
Esta pregunta es importante, muy importante y la he escuchado un par de veces esta última semana.
Mi respuesta es mentira, y a la vez, VERDAD.
Creemos que lo sabemos todo sobre la educación de los hijos, de los vecinos e incluso de nosotros mismos y lo cierto es que mientras sigamos considerando a los niños y adolescentes "parte de nuestro patrimonio", lo llevamos un poco crudo.
Veo constantemente una gran falta de respeto hacia los niños y hacia los adolescentes.
Es tan grande la capacidad de hacerles daño que me deja estupefacta y muchas veces herida.
Todo aquello que afecta a los niños...me parte el alma, me destroza por dentro. Soy frágil ante estos...y a la vez, me siento tan fuerte cuando me sumerjo en sus mundos!!!. Son vivos, piensan, dirigen, sienten sin miedo, rien, se arriesgan, son valientes...y el mundo adulto...sin comentarios.
Los adultos dormidos me decepcionan un día sí y otro también. No ven a sus hijos, no los ven!!!.
Los tratan como si fueran subnormales, seres sin ningún tipo de autoridad, ya que ellos, los MAYORES, los MADUROS por excelencia son los que manejan esa autoridad, esa invasiva autoridad, esa apestosa autoridad.
Todavía no pensamos que todos somos almas con un bagaje espiritual, y en ocasiones, uno muy grande.
Veo SERES de luz tan sorprendentes en niños que me dejan anonadada, hipnotizada. Están llegando seres muy evolucionados al planeta y los padres que un día no sé porqué narices decidieron tener un hijo siguen atormentándoles con sus dormideras generales.
El adulto medio NO ESCUCHA.
El adulto medio NO RESPETA.
El adulto medio NO CONFÍA.
El adulto medio NO VE.
El adulto medio ESTÁ DORMIDO.
Y si un adulto medio está dormido,¿qué coño le va a enseñar a su hijo???. NADA.
Nada de nada, pero nada.
Y como están tan dormidos son bendecidos con seres mega-super-hiper evolucionados que vienen a despertarlos un poco.
Y claro, un niño que viene con una maleta llena de experiencias vitales-espirituales es un MAESTRO, y como tal, ACTUARÁ.
Pero la sociedad de la DORMIDERA lo machacará hasta morir, le dirá que está equivocado y que es un elemento perturbador para su estabilidad neurótica. Y sueltan esas grandes frases de enfermos mentales(con todos los respetos pa los colegas de los psiquiátricos):
Cariño, ¿porqué no eres como los demás niños, normal?.
Cariño, ¿porqué tienes un carácter tan fuerte y tan insoportable?.
Cariño,¿porqué no me haces caso?(hazle caso a un dormido y prepárate para acabar medio-chalado).
Cariño,¿porqué eres tan poco cariñoso?.
Cariño,¿porqué eres tan EGOÍSTA?(SI UN NIÑO CONSIGUE ESO DE UN DORMIDO ES QUE ES UN MAESTRO ASCENDIDO Y DESCENDIDO).
Cariño, ¿porqué me odias?...un dormido es incapaz de SABER LO QUE ES EL AMOR, así que el odio también es algo dudoso para este.
El amor no es una garantía; es un privilegio, un milagro, una libertad mágica. Y pensar que por el hecho de haber decidido traer un hijo a este mundo va a ADORARTE y venerarte...estás en un camino erróneo de crecimiento.
Dime cómo te tratas a ti mismo y te diré cuánto respeto te tendrá tu hijo, cuánto amor o admiración provocarás en él.
No podemos echarle las culpas a nadie. No podemos seguir echando balones fuera de campo y no admitir nuestras propias responsabilidades.
Deberíamos trabajar más en nosotros, y sobre todo, RESPETAR A LOS SERES HUMANOS que llevan el papel de hijo en tu vida. Porque después de todo, son seres humanos que cuidarán de sí mismos algún día...y tú habrás sido su primer ejemplo pero NO EL ÚLTIMO.

Fantasmas de medianoche


Hoy, alguien cercano a mí y al que quiero mucho me ha dicho que he cambiado mucho y que la psicoterapia me sentó muy mal al realizarla y me hizo otra mujer que no conoce.
Es cierto. Soy otra mujer. Soy quién quiero ser, quién siempre quise ser. No soy la misma, gracias al cielo.
Las proyecciones se dan mucho en personas que no quieren verse a sí mismas y adentrarse en lo enigmático de sus almas y corazones. Las proyecciones se dan en personas que están asustadas, aterrorizadas por no ser aceptadas por otros, por la sociedad, por el mundo en general.
Yo sé lo que es perder el centro, perder la dignidad y el valor de ser una misma. Lo sé.
Y recuperarte, recuperar esa parte que sólo tú bien conoces es una de las experiencias más gratificantes que puedes experimentar.
Hay muchas personas en mi vida que creían que me conocían y se dieron el susto padre cuando vieron quién era y de qué estoy hecha.
Reencontrarme a mí en mi presencia es...no puedo describirlo. Mis creencias se han venido abajo, mis ideas acerca de muchísimas cosas están derrumbándose y mi mundo no es el que era.
No lo es. Gracias a las diosas.
Ahora mismo estoy emocionada porque veo en mí a una mujer que un día creí que no sería posible ser...estoy impresionada.
Me siento como un huracán al que nadie puede detener...nisiquiera los seres más cercanos a mí pueden con ello.
Introspeccionarse es duro, mucho más duro de lo que la gente cree a simple vista. Es un arduo trabajo; difícil y controvertido para el mundo que te rodea. Jamás me he sentido tan satisfecha conmigo que AHORA, a pesar de la época dura, de la época de maestría absoluta...
No sé cómo he podido llegar hasta aquí sola, pero lo he hecho. Lo he hecho gracias a mi tesón, mi trabajo, mi disciplina y mi fé en mí misma, y no voy a permitir que nadie destruya o intente destruir toda la esperanza que tengo en mí y en mi propósito de vida...que no es nada simple.
Cuando esperes que alguien que quieres sepa discernir el respeto del no-respeto pregúntate algo muy importante:- ¿se respeta esta persona a sí misma?. - ¿respeta sus límites?. -¿habla lo que camina y camina lo que habla?.
Sé honesto contigo y no esperes nada de nadie, y sobre todo de las personas que tienes más cerca...ya que son estas tus grandes maestros del camino.
Si alguien no se respeta a sí mismo...¿cómo esperas que vea lo que es el respeto???. ¡¡¡NO PUEDE!!!. Es imposible por ley natural de vida.
El respeto refleja respeto y el no-respeto ...crea mucho dolor.
Aléjate de las personas que no están en tu misma comunión de la vida; la calidad del tiempo vivido que sea llenado con amor y con personas que puedan transmitirte ese amor que MERECES, ese respeto QUE MERECES, esa adoración que MERECES.
Los fantasmas de medianoche generalmente aparecen en las personas más cercanas y especialmente en la "familia". Cuando no hay amor del bueno, hay algo que debe solucionarse y lo mejor es que sea perdonándonos a nosotros mismos por TODO.
Tú mereces ser feliz y no has venido a cumplir las expectativas de NADIE. Sólo has venido a cumplir con tus expectativas sobre ti y sobre TU FELICIDAD.
Piensa en ti. Sé profundamente egoísta. Y fíjate bien: profundamente...

lunes, 28 de diciembre de 2009

Extranjera en mi propia tierra


Está todo en silencio aquí dentro.
No hay armas ni puñales.
No hay amenazas no dolores.
No hay fantasmas ni pasados.
Me hablan del tiempo y me pregunto si será un estado de ánimo.
Me hablan de la lucha y me pregunto si es una adivinanza.
Me hablan de la educación de los niños y me pregunto qué tipo de chistes harán los niños.
En esta tierra, en la que camino y la que representa mi traje de luces, extraño alguna cara amiga, alguna alma hermana.
Y es una contradicción enorme y enigmática, ya que me rodean las mismas caras de siempre y no reconozco a ninguna.
Y lo más extraño es que creen que yo estoy ahí...pero yo no les pertenezco.
Ya no soy la madre ni la hija, la hermana o la amiga.
Soy la diosa, la extranjera, el tifón y la mar.
No pueden verme porque estoy en todas partes.
No pueden sentirme porque no saben quiénes son.
Soy rápida como el rayo, brillante como cien soles en primavera, profunda como el espacio infinito...
Tan lejana del mundanal ruido, tan lejos, tan lejos, tan lejos que casi asusta la distancia.
Pero cuando amanece en tu universo, el baile de máscaras se acaba y quien creías era tu hermano es un simple pájaro enjaulado y una corta poesía olvidada en un café, todo tu mundo...el que esperas, el que amas.
Escuché una leyenda: "Conocí una vez un hada que siempre cantaba, siempre lo hacía..."

lunes, 21 de diciembre de 2009

Extraño tu boca


Para hablar como hablas sólo necesitas tu boca.
Para respirar como deseo hacerlo, quiero tu boca, tu boca generosa.
Extraño esa fuente de deseo que me enlaza con jirones de albahaca, canela y frambuesas.
Extraño a esas manos que aprendieron tan bien de ella...
A las 12:24 h. extraño tus manos en mi lomo de yegüa.
A las 12:26 h. no extraño nada, eres rápido en mis deseos, en mis anhelos y en mis quereres...
Rubio gitano del norte de ninguna parte, no das tu nombre a cualquiera.
Sólo confías en mi entrega y en mis piernas.
Sólo confío en tu jardín florido y expandido.
Hueles a hierbabuena y a arco iris fraccionado, repartido como el periódico de la mañana.
Hueles a mí, en mí y te siento dentro de mí.
No te extraño porque estés lejos, sino porque estás tan cerca que me derrites en los segundos que más necesito ser una contigo.
Te amo y no es sólo ahora...es aquí, allí, siempre, fuera, dentro, primavera, invierno y domingo.
Te amo, hombre viento.
Te amo más que nunca, ya que nunca...se rindió ante mi pasión y mi constante amor de verano.
Te amo, hombre árbol.
Te amo más que ayer, ya que ayer...se fue desvalida ante mi fuerza descomunal y brillante.
Te amo, hombre pájaro.
Te amo más que allí, porque allí...no es más hermoso que aquí y ahora.

lunes, 14 de diciembre de 2009

No hay contrato


No lo hay.
A mi amor...
no hay ningún tipo de acuerdo ni hubo ningún tipo de contrato a nuestra breve despedida.
No hay propósito;sólo aventura y creación.
Cuando nos separamos aquella mañana estrellada nos dijimos:
"Te reconoceré por tu risa. Me besarás sin pensarlo...".
Y rozamos nuestros alargados dedos transparentes, y nos reímos, y a la vez nos convertimos en galaxias y estrellas pequeñas.
Y llegamos a un planeta que nos enamoró, que cautivó nuestras almas sagradas de dioses pleyadianos.
Y nos sentimos como en casa...y no volvimos a extrañarnos en el olvido, en el juego del olvido.
Nos presentimos antes de vernos, antes de ver el mundo desde nuestra amorosa perspectiva. Y cuando siento de nuevo regresar a "casa"...apareces tú.
Y todo se completa porque estoy en casa, estamos en casa.
Sólo he de pensar en tu amor para sentirme como me siento cuando te sueño, cuando te encuentro.
Y te vuelves como mi sangre, como el oxígeno que necesita mi alma para continuar...despertando y amando.

El sobreesfuerzo se PAGA


Si alguna vez te ves entre una encrucijada de sentirte mal, osea, estar conectado a tus emociones presentes sean cuales sean estas o fingir que todo va bien, que eres fuerte, capaz y súper man o súper woman, y que a la vez te sientes más y más agotado por fingir algo que no existe en tu día a día...elige sentirte mal.
Sí, supongo que has leído un millón de libros que te dicen que seas positivo, fuerte(esta palabra me toca bastante las narices...voy a hacer una ODA a la debilidad o a la sensibilidad) y te sientas capaz de hacer todo y ser todo. Bueno, pues eso es MENTIRA. Nadie puede estar todo el día en las montañas cantando como Julie Andrews!!!.
Todos tenemos que limpiar fases de nuestra vida.
Todos deberíamos introspeccionarnos más a menudo y mirar qué falla en nuestro sistema de bienestar.
Es imprescindible que hagamos recapitulación de lo que hemos vivido y de lo que nos hace daño o nos ha hecho daño durante mucho tiempo.
Es más que necesario tener...algunos DESCANSOS ESPIRITUALES. Por si no lo sabes, los iluminados también se van de vacaciones y se enfadan(bueno, al menos nos dan y nos muestran la cara amable de que también pueden ser "humanos").
La vida es una representación perfecta de las estaciones del año. No siempre estamos en primavera!!!.
No finjas estar bien cuando estás jodidamente MAL. No te finjas a ti mismo. No te hagas eso.
Acoge tus emociones, acéptalas como si fueran tus hijas, pero no te identifiques con ellas...
Si el mundo te pregunta: ¿cómo estás?, dile que estás muy mal y que no vas a soportar los problemas de nadie. Dile que piensas vivir completamente "esta oscuridad"...y que el mundo piense lo que le salga de los ------es.
Dile que mereces atender a tu tristeza como dios manda, osea, REPRESENTARLA en toda su grandeza y sin interrupciones de felicidades ajenas.
Dile que dios hizo la tristeza y la melancolía para ser VIVIDAS a plenitud y que no sientes que tengas que deberle nada a nadie.
Dile al mundo que hay muchas razones para estar mal, para sentirte triste, deprimido, hundido, apagado y malhumorado.
Dile al mundo que es una mierda y que te debe la vida entera.
Dile todo lo que quieras decirle y que te importe un huevo lo que piense este de ti o de tus conclusiones dramáticas y realistas.
El sobreesfuerzo mental y físico se PAGA y eso sí crea un malestar continuo que es dificilísimo quitarse de encima, y además se paga con una salud depauperada y pocas ganas de seguir saltando escollos vitales.
Siéntete cómo te sientas, tanto como si lo entienden o NO.
Hay un extraño descanso en la rendición y debes acogerlo como si hubieras llegado a tu casa...esa es la idea principal de todo este viaje...

miércoles, 9 de diciembre de 2009

El diablo vestido de merecimiento


Es curioso lo que puede aportarte un arrebato de ira, de rabia y de impotencia. Doy gracias por ellas. Me han abierto mundos sorprendentes hacia mi propia sabiduría interna, hacia la magia que habita en mí.
El mundo del merecimiento es un mundo extraño AHORA para mí. Sí, lo es.
Cuando conoces la naturaleza profunda de quién eres, el merecimiento es un acto innecesario, un sentir innecesario. Sí.
A no ser, que ese merecimiento signifique CONOCERSE y sentir absoluta reverencia por tu extensa belleza iluminada.
Hemos caído como ángeles despistados. Nos hemos dado palmaditas cuando éramos los DIOSES del espectáculo!!!. Nos hemos distraído tanto con eso de AHORA me lo merezco...ahora me lo merezco. Ahora. Ahora...¿cuándo no me lo merecí?.
¿Cuándo perdí el contacto con mi propia majestuosidad?. ¿Cuándo creí que alguna vez fuí malo o mala, que no estaba a la altura de las circunstancias?. ¿Cuándo creí que toda esta riqueza de diversidad, de alegría y de luz no eran para mí?. ¿Cuándo creí que toda esta magia era para todo el mundo excepto para mí?. ¿Cuándo creí que yo era un simple humano y estaba aquí por defecto, por error, por cumplir un estúpido contrato de: ahora pagarás todo lo que debes?...¿Cuándo creí tanta mentira?...
Yo soy amor, por lo tanto, el amor ha de venir a mí, NATURALMENTE.
Yo soy riqueza y la riqueza ha de venir a mí, NATURALMENTE.
Yo soy alegría y la alegría ha de venir a mí, NATURALMENTE.
Yo soy abundancia y la abundancia ha de venir a mí, NATURALMENTE.
Yo soy paz y la paz ha de venir a mí, NATURALMENTE.
Yo soy perdón y el perdón ha de venir a mí, NATURALMENTE.
Yo soy libertad y la libertad ha de venir a mí, NATURALMENTE.
Yo soy justicia y la justicia ha de venir a mí, NATURALMENTE.
Yo soy verdad y la verdad ha de venir a mí, NATURALMENTE.
No te mereces una vida mejor; es tu derecho inalienable de OBTENERLA, DE RECLAMARLA.
No te mereces más amor; es tu derecho inalienable de OBTENERLO, DE RECLAMARLO.
No te mereces más alegría; es tu derecho inalienable de OBTENERLA, DE RECLAMARLA.
Has de permitir que estas lleguen a ti, NATURALMENTE.
Que el merecimiento no sea tu obstáculo para reclamar lo que ya es tuyo, lo que te pertenece por derecho propio de EXISTIR: la eternidad, la magia y el AMOR son tus huellas, reclámalas!!!.

Los jodidos FRUTOS


Hace mucho tiempo que vengo trabajando sobre ciertas ideas acerca del éxito o el fracaso.
Y he llegado a la extraordinaria conclusión de que el fracaso no existe. No.
Siento joderte todo tu espléndido enjambre mental, todo tu esfuerzo, todos tus trofeos de hojalata.
He reflexionado mucho acerca de cuánto daño pueden provocar determinadas frases históricas y religiosas que se adentran en el inconsciente colectivo, y afectan mucho más de lo que la gente suele pensar o imaginar.
Vayamos a la frase "por sus frutos los conocereis". Esta frase tiene tela marinera. Esta unión de palabras y sílabas es relativa, muy relativa.
No todo el mundo que consigue un hecho determinado es un gran genio ni una gran persona nisiquiera alguien del que se pueda aprender. Esto lo veo y lo vivo yo en primera persona todos los días.
No todo el mundo pasa por un proceso de maduración de objetivos luminosos y claros. No todo el mundo consigue lo que quiere sino lo que ESPERA su mundo externo de él o de ella. No todo el mundo valora el "fruto" obtenido.
Habría que aclarar QUÉ ES UN FRUTO.
Un buen fruto es un resultado que hemos deseado con todas las fibras de nuestro SER, que hemos direccionado desde lo más luminoso de nuestros deseos y objetivos del alma.
Un resultado, al fin y al cabo.
Toda nuestra vida se compone de millones de resultados pero eso no quiere decir que sean "fracasos".
Los resultados nos aportan muchísima información acerca de quiénes somos, de nuestras elecciones, de nuestras inteligencias físicas, emocionales y mentales. El fruto, lo que entendemos por el fruto social, es una meta. Simplemente, una estúpida meta, una simple meta.
Nadie te habla del viaje, del proceso de elaboración de un sueño, del trabajo "invisible" realizado hasta alcanzar el objetivo(y con invisible me refiero a un trabajo que sólo puedes ver y vivir tú. Ya que nadie sabe mejor que tú todo el transcurso de vivencias que has experimentado a lo largo de tu propia carretera o camino).
Ese trabajo invisible lo asocio con las flores que aporta un árbol o planta, no a sus frutos. El perfume es eterno; el fruto MUERE, finaliza.
Yo te invito hoy a que hagas una lista de todos los éxitos o resultados positivos que has obtenido a lo largo de toda tu vida. Te aseguro que te sorprenderás.
El perfume que vamos dejando a lo largo de nuestros infinitos resultados es mucho más palpable e importante que nuestros frutos. Tu perfume es lo que necesita este mundo tan marcado y tan dominado por el HACER y EL DEMOSTRAR A OTROS para que pueda despertar de ese sueño estúpido y relativo llamado "por sus frutos los conocereis".
Personalmente, tengo más triunfos de los que jamás hubiera imaginado. He hecho recapitulación de mi joven vida y la verdad, tengo una cola de maravillosos resultados que me han llenado en muchas ocasiones.
Por ejemplo, hace poco fuí consciente de que el primer libro que voy a editar no es el primero escrito por mí, sino el CUARTO. Sí, es el primero que voy a editar, pero mi vida está llena de literatura escrita y de una creatividad ilimitada, y me importa una mierda que mucha gente no lo sepa. No como de lo que piensen los demás sobre mí, aunque sí tengo claro que mi perfume trastoca muchas vidas que cruzan sus caminos con el mío.
Yo no empecé ayer a escribir. Llevo TODA MI VIDA haciéndolo. Eso es un gran resultado para mí, un gran ÉXITO. Y todo lo demás es banal y absurdo para mi propio aprendizaje y evolución humana.
En esto de los resultados pienso en Edison. Necesitó más de 36.000 resultados para hallar uno de los mayores inventos de la historia: la bombilla.
Me pregunto: ¿ seguiría siendo un gran inventor, un gran genio de la electricidad si hubiera abandonado en el resultado 35999?. Piénsalo.
¿Qué es lo que hizo de Edison un gran inventor???, ¿sus frutos???, o ¿su constancia, su inteligencia, su afán por superarse, su persistencia???, en definitiva...¿su perfume?...Piénsalo.
Los frutos aportan mucha satisfacción...o NO. Dependerá de nuestras intenciones claras o no claras, de nuestra magia por disfrutar del viaje, de nuestra profunda naturaleza, de saber quiénes somos y a dónde queremos ir.

jueves, 3 de diciembre de 2009

Carta a mi dios




Anhelado amado:


Tengo tantos eones tras mi espalda azulada...
Tantos besos en los labios invisibles y divinos. Tanta magia, tanta lucha guardada y abandonada.
Creí que podría vivir sin tu música aterciopelada, sin tus latidos estrellados...pero héme aquí, dándote la bienvenida cuando más te he llamado, cuando más te he...necesitado.
Mundos del pensamiento, de la forma y del olvido pasean en mi recuerdo presente, más no me hacen perecer en los recuerdos de quiénes somos y porqué prometimos este viaje. Nuestro viaje, amado, nuestro viaje...
Cerré tantas puertas, tantas casas, tantos hogares...y tú eras mi hogar y mi puerta. Mi amado que nunca duerme ni se esconde. El amado de un dios bendecido por él mismo.
Siempre te llevé en mí, siempre...pero ahora has sido tú el que me ha reconocido, el que me ha recordado.
Y me siento aturdida, gratamente aturdida. No esperaba la gran visita. No la esperaba, no la intuía así, no te veía...pero ahora te veo, amor, ahora te veo.
Eres el sueño que arde en mis manos transparentes. Me cantas...y te escucho. Escucho siempre en nuestro pequeño bosque dorado.
Allí donde el oro es semilla y los corazones son nuestro oro, nuestros diamantes. Por eso vinimos, por los diamantes. Esos que tanto nos gustan, esos que tanto nos pertenecen, esos que tanto pertenecen a lo que somos, a lo que representamos, a lo que amamos...
Te veo reluciente, generoso, amable, divertido como siempre. Como siempre, amor.
Eres tú, eres tú, eres tú, eres tú...y te amo...

martes, 1 de diciembre de 2009

Pensar en ti


Mis palabras son limitadas, tontas, tímidas...no dicen nada de quién soy,
de lo que siento, de lo que no siento.
Pienso en ti a cada instante.
Estás en mis sueños, en mis pechos y en mis pies.
Estás detrás de mí, en el aire, en el cielo.
Pienso en ti, constantemente, arduamente.
Tengo fiebre y tú eres mi bálsamo, mi medicina.
Tiemblo si apareces y si no apareces, muero.
Pienso en ti y no sé cómo llegar a ese lugar íntimo y oscuro...
Tan oscuro, tan nuestro, tan tuya...
Pienso en ti y me estremezco.
Soy tuya,
aún sin tú saberlo...

Entradas populares