jueves, 4 de marzo de 2010

CANALIZACIÓN de Consejo real A.V.- ¿Quedarse o irse?


"Muchos de vosotros estais teniendo una llamada insistente del hogar, o al menos de lo que vosotros considerais hogar. Habituados a la forma externa e identificándoos con lo que palpais o veis perdeis vuestra noción de hogar, tiempo y espacio. Pero esa noción NO es REAL. Como tampoco vuestras percepciones sobre la materia viva.

Creeis que el "hogar" es un lugar físico donde podeis ir a aliviaros y a regeneraros como seres eternos que sois. Incluso en esta frase hay una contradicción energética...

Sois seres eternos y vosotros sois el hogar de todo lo existente e inexistente. Vosotros llevais el hogar en vuestros seres.

Todo ser de luz acaba y empieza en vuestro hogar, en vosotros. Aquí y ahora sois el bálsamo de la humanidad, de miles y millones de humanidades.

El abandono del cuerpo entra dentro del libre albedrío de cada uno de vosotros, y por si no lo recordais, teneis un bagage de miles de cuerpos abandonados en vuestra historia personal!, así que no os pre-ocupeis demasiado por eso. Esa decisión llegará naturalmente y sabiamente.

Lo que queremos transmitiros es cómo podeis liberaros de la sensación de no pertenecer a este mundo que veis y vivís, y no podeis con la carga de su "sufrimiento" actual.

Y lo vais a hacer así, individualmente:

Abandonas tu cuerpo actual y te das cuenta de que no le has dicho adiós a alguien que amabas. Te das cuenta de que hay una luz cegadora que te sigue y no es el sol.

Puedes aparecer en cualquier punto del planeta y te asombras por toda la belleza natural que hay en todas partes. La tierra está tan viva!, y el mar...tiembla y se ilumina cuando te introduces en él.

Se ilumina tanto que comienzan a aparecer seres extraños y hermosos que vistes alguna vez en sueños y te preguntastes si eran reales...sólo ahora sabes que lo que tu corazón VEA Y SIENTA es REAL.

Preciosas sirenas y ángeles acuáticos te saludan con la sonrisa...y sales disparado a una velocidad incalculable hacia otro punto del planeta tierra.

Donde estás es de noche pero no sientes frío a pesar de la fuerza del viento. Brillan tanto las estrellas y la luna que decides ir hacia ellas y te elevas más despacio que antes. Te maravillas traspasando las nubes y aunque parezca de noche, esa luz brillante te persigue y cada vez estás más alto, y una áurea púrpura y rosácea te inunda lo que sientes que es tu pecho pero sólo puedes ver luz, una luz blanca que sigue alegre elevándose hacia el cielo estrellado.

La luna cada vez es más grande y más blanca. Tu visión es muy clara y translúcida.

Ves el alma de todo lo que te rodea.

Jamás creístes que la luna pudiera ser tan bella, tan cálida y tan enorme.

Pero de repente, sientes un calor inmenso detrás de ti.

Una energía inexplicable que desea fundirse contigo, que desea ser una contigo. Una energía tan atrayente y tan mágica...

Te giras...y sientes un impacto tan fuerte, tan brutal, que te preguntas si has visto alguna vez un espectáculo tan hermoso, magnífico y fascinante en toda tu existencia.

La luz que te persigue se ha agrandado y ha transformado a unas cuantas pequeñas estrellas que tiene cerca pero ha cambiado de color: ahora es un rosa de ensueño.

Jamás habías visto un planeta azul tan precioso y tan majestuoso.

Y te sientes cercano a él, tan cercano que puedes sentir su latido, y su latido es tan potente que comienzas a darte cuenta de que millones de luces encendidas no dejan de entrar en él, y de que su poder de atracción es tan magnético que es inevitable no poder creer en su magnificencia, en su porte real.

Y te preguntas cuándo perdiste la fé en un mundo como este. Y escuchas la voz de alguien que te dice: hermoso, ¿verdad?.

Y sientes que estás llorando pero no notas las lágrimas.

Y ese mismo alguien aparece en forma casi humana, pero más alto, con una piel transparente y unos ojos claros, muy claros...cerca de ti, sentado en una roca frente a una playa mientras contemplais a una niña pequeña jugando con su padre.

Curiosa raza, la humana-te dice.

Sí, curiosa y única- contestas.

¿Qué tiene la tierra que no tenga Electra?- te pregunta sorprendido.

Todo. Tiene TODO. -respondes seguro y amoroso.

¿Volverías a pesar del llamado olvido?- te pregunta juguetón.

Volvería un millón de veces y sin ningún pesar-contestas mientras te levantas y te diriges al semi-dios tumbado bajo el sol.

Sólo una cosa más, hermano estelar.-le dices. ¿Podrías recordarme quién soy y porqué decidí venir...si lo olvidara?.

Claro!- responde alegre y tiernamente. Cuenta conmigo para tu aventura.

Respiras hondo.

Ya has vuelto a tu cuerpo y ... te recuerdo que puedes contar conmigo(contar con NOSOTROS, ya que tu historia ha dado la vuelta por todos los universos!!!) para tu aventura.

Llámame por si necesitas escuchar ese latido de nuevo. Llámanos..."

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares