lunes, 19 de abril de 2010

Tu tren no se aleja...vas en él.


¿Alguna vez has escuchado "no pierdas esta oportunidad"?. Seguro que sí.

En realidad, es un enfoque erróneo ya que eso llamado oportunidad no es un tren externo que tenga una hora de salida y que tengas que decidir rápidamente para elegir lo "mejor" que se te ha presentado. Es como si la vida fuera limitada y no tuvieras más o mejores opciones o no tuvieras acceso en todo momento a la abundancia, el amor y la dicha.

Es un error pensar que tú estás fuera de la ecuación como mejor opción u oportunidad. Es como si tú no contaras...

Recuerdo muy bien la primera fisura en mis creencias acerca de las oportunidades y fue con la que era mi coach en aquel entonces.

Me sentía cansada por "perder oportunidades" creativas y laborales cuando mi disciplina, trabajo y actitud eran las adecuadas, ella me contestó: ¿No has pensado que pudiera ser que NO FUERAN OPORTUNIDADES, realmente oportunidades para ti?.

Eso me hizo replantearme muchas cosas y por supuesto a VALORARME MUCHO MÁS de lo que lo hacía.

Yo soy la oportunidad y oportunidades de mi vida.

Yo soy el tren que viaja y que porta todo el material suficiente para alcanzar lo que quiera.

No hay nada ni nadie ahí fuera que vaya a hacerme feliz.

Si algo o alguien se va de tu vida o se fue de tu vida es porque NO ERA una oportunidad para ti.

Y que no se vea esto desde el rencor o desde la prepotencia, sino desde la sabiduría y la gratitud por las lecciones que te aportó la persona, el momento, la circunstancia o el trabajo...

Creo que sólo evolucionamos, crecemos y nos expandimos. Ya no hay tiempo para nada más...

La vista desde aquí es preciosa...

2 comentarios:

  1. Estoy de acuerdo, y por experiencia: Las oportunidades las crea uno mismo según el camino que se tome.

    ResponderEliminar
  2. Yo soy el tren, la vía y el túnel, voy en mi, estoy en mi, no pierdo nada. Hermosa enseñanza.

    ResponderEliminar

Entradas populares