viernes, 3 de septiembre de 2010

Aspectos positivos-segunda parte-


La SERENIDAD es un punto importante para mí. Me gusta muchísimo sentir en mí misma y en otros la tranquilidad del curso de las cosas, la paz dentro de la actividad cotidiana, la paz transmitida en los detalles, en las formas, actitudes, palabras, acciones...me gustan los hombres serenos, me gusta estar rodeada de ellos y de su paz interna. La aprecio muchísimo, una de las cualidades que más trato de sentir y vivir. Me encanta la serenidad. Las personas que tienen una actitud de calma ante las tempestades y que además, pueden sacar sonrisas y buenas enseñanzas de momentos duros o complicados. Me encanta la serenidad.

El JUEGO. Sí, me gustan las personas juguetonas como niños. Me encantan que siempre estén intentando inventar cosas nuevas, crear momentos de divertidos en lugares no divertidos, que les guste crear allá donde vayan...y que sean como niños en ese aspecto :). Que sean espontáneos, que sean capaces de improvisar y de sorprender a los otros y a sí mismos. Me gusta mucho la gente que juega y le va el cachondeo puro, y encima se ríe cuando nadie lo espera. ME ENCANTAN los hombres que juegan a divertir a otros, que son curiosos, que actúan como niños eternos, que tienen una mirada inocente y pura. Amo a los hombres juguetones...a los que les gusta conectar con tu niña interna...me río sólo de pensarlo :0).

La SEGURIDAD. Y no, no me refiero a esa seguridad falsa de que parecen sargentos de la marina, no. Me gusta la seguridad que se proyecta desde el conocimiento de uno mismo. Esa seguridad que se transmite cuando todo parece que se les escapa de las manos y saben que no hay nada que temer. Me gustan los hombres seguros de sí mismos, los hombres asertivos, los hombres que lidian con su SER constantemente y que lo conocen todo de sí mismos: capacidades, dones, talentos, inseguridades, debilidades, miedos, todo...y lo aceptan o trabajan para aceptarlo. Esa seguridad que procede de la misma serenidad que sienten y viven, que les protege y les guía. Me gusta el hombre seguro de sí mismo...el hombre que confía en sí mismo.

La SALUBRIDAD. En todos los aspectos. Salud física, mental, emocional y espiritual. Me gustan mucho y aprecio muchísimo, los hombres que se cuidan por SALUD principalmente y por autoestima también. Me encantan los hombres que son saludables, es una delicia estar con hombres que se cuidan, que piensan en sí mismos de formas naturales y saludables. Aprecio la salud en todos los aspectos de mi vida y en un hombre también...
Me encanta aprender de los hombres saludables y también que aprendan de mí. Me gusta que la gente se sienta sana, vital y fuerte físicamente, emocionalmente, mentalmente... la salud es un factor determinante para nuestra felicidad. Cuidarnos es un paso hacia un destino inmejorable. Aprecio los hombres que de verdad se cuidan...pero sin obsesiones. Un hombre libre y feliz de ser sano. No angustiado por ser saludable...feliz de serlo y feliz por mantenerlo.

El RESPETO es una cualidad fundamental en los hombres que me rodean. He conocido hombres tan respetuosos, tan prudentes, tan elegantes con los sentimientos de los demás que me inspiran de mil formas...y sigo conociéndolos. Hay hombres muy cuidadosos con el espacio de otros, con sus creencias, con sus mundos...me gusta la gente respetuosa, amable, agradecida y atenta. Adoro a los hombres respetuosos, son muy bienvenidos en mi mundo y en mi universo. Adoro sus formas, sus expresiones, su educación(y no me refiero al condicionamiento social de ser bien educado...sino a un código de honor con sus más altos valores), su tacto, su calidez, su escucha...y esa es otra cualidad que adoro en los hombres.

La ESCUCHA. La gente no puede hacerse una idea de cuán hermoso es que alguien te escuche profundamente y atentamente. Para mí, personalmente, es el mejor regalo que pueden hacerme, que pueden entregarme...me derrito cuando alguien escucha de verdad. Y no me refiero a que esté atento a lo que dices, sino a lo que no dices...y no sabes o puedes expresar con palabras. Una persona así es un milagro, es una bendición de la existencia. Me gusta mucho que un hombre escuche...es un momento tan preciado, tan hermoso, tan gratificante!!!. Es un placer que alguien te escuche de verdad. No hay precio para ello. Me gusta la escucha y la aprecio enormemente en mi vida. La aprecio muchísimo y doy gracias por ella cuando está.

La SABIDURÍA es imprescindible para una mujer como yo. Me gusta aprender y ...enseñar, así que, me gustan los hombres sabios. Los que saben de verdad. No, los que tienen conocimientos no. Los que SABEN. Hay mucha gente cargada de muchísimos conocimientos adquiridos por otros y no han experimentado nada en toda su vida...por miedo, por ignorancia. Yo hablo de los hombres sabios que no temen aprender de otros y que escuchan y que aprecian sus experiencias de vida muchísimo. Que aprecian sus vidas y sus lecciones...y las comparten. Los hombres sabios siempre han sido un regalo para este planeta, al igual que las mujeres sabias, también las aprecio de verdad...pero no me voy a casar con ninguna de ellas, por el momento ;).
La sabiduría, esa esencia que nace del SER, del alma humana, del corazón expuesto a experiencias terrenales y celestiales...esa esencia única que nos dice quiénes somos y qué hacemos aquí.

La PACIENCIA. He aprendido estos últimos años a ser más paciente y aprecio tanto a los hombres que lo son...los admiro de verdad. Admiro a la gente que siempre sabe que lo bueno está por llegar, a pesar de las circunstancias externas...los hombres pacientes me parecen admirables. Me gustan muchísimo los hombres que saben esperar al momento adecuado, que saben ver y comprender más allá de las apariencias. Creo que es una gran cualidad a desarrollar. Me gusta la paciencia que transmiten muchos hombres enamorados de sus mujeres, la paciencia que tienen con sus hijos, con sus amigos o parientes. Son pacientes desde el conocimiento profundo que tienen acerca de sí mismos...me gusta la paciencia y los hombres pacientes. Los que no tienen prisa, los que no destrozan momentos importantes con sus necesidades ególatras sino todo lo contrario...gozan del momento presente y lo aprecian. Aprecian a la vida y su misma existencia.

*Continuará...


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares