jueves, 2 de septiembre de 2010

Aspectos positivos


Hoy tengo que hacer balance de todo lo que me ha gustado y lo que me gusta actualmente de los hombres en general.(Especialmente aquellos que han pasado por mi corazón y mi alma...tranquilos, no soy Mata Hari...).
Este balance es importante porque me estoy empezando a sentir mejor que cualquier día de la semana(de esta) y quería celebrarlo por todo lo alto. De hecho, hoy pienso y creo que HE AMADO A HOMBRES MARAVILLOSOS. Tenían grandes cualidades y creo que las siguen teniendo. Ahí voy. Me voy a dar un manjar de felicidad increiblemente bueno.
La GENEROSIDAD es una cualidad que me he encontrado siempre. La generosidad en los actos y en las palabras ha sido enorme, grande, hermosa. He conocido hombres verdaderamente generosos y los sigo conociendo. Me gustan mucho los hombres generosos, los que dan con alegría y con pasión. Es una cualidad que adoro.
Los DETALLES. Los hombres detallistas me encantan, me hacen cosquillas por dentro. He conocido hombres muy muy detallistas y eso es maravilloso, mágico, divino. Me encantan los detalles de todo tipo, no sólo a nivel romántico sino a todos los niveles. Detalles de bienestar, de pensar en tu dicha, de sentir que necesitas tiempo y espacio, de reflexión...me encantan los hombres detallistas, y además, los aprecio mucho.
El SENTIDO DEL HUMOR. Para mí sigue siendo uno de los ingredientes fundamentales de cualquier persona que conozca, no sólo en los hombres, aunque he de admitir que los hombres divertidos y que se ríen de sí mismos me vuelven loca. LOCA. Me encanta reirme sin parar. Adoro el sentido del humor, creo que es la cualidad divina por excelencia. Una persona divertida es una persona iluminada, dichosa, alegre, feliz. Me gusta el buen sentido del humor y he conocido a hombres que me han hecho partirme el culo de la risa...adoro el sentido del humor y lo agradezco muchísimo. Es fantástico.
La ELEGANCIA. Me gustan los hombres elegantes, los que son considerados con los sentimientos de las personas. Los que son prudentes, silenciosos con las cosas verdaderamente importantes, los que tienen un aura perfumada de buenas intenciones. Me gustan los hombres que portan esa elegancia del alma innata, esa majestuosidad interna natural, nada posada. Y no tiene nada que ver con cómo visten, sino cómo se muestran a los otros, cómo se proyectan ante el mundo. Me gusta la gente elegante, la gente con porte REAL, con porte divino. Adoro a los hombres elegantes y aprecio mucho esa elegancia interna.
La AUTO-ESTIMA. Me encantan los hombres que cuidan de sí mismos, los hombres que piensan en sí mismos. Los hombres que confían en sí mismos, que confían en sus propias vidas y en su propio bienestar interno. Estos hombres me han ayudado mucho en muchas ocasiones. Eran naturalmente atractivos y asertivos...y se debía y se debe a su propio conocimiento interno. Adoro a los hombres que piensan en sí mismos y en su dicha. Adoro a los hombres profundamente conectados con su bienestar. Son pura inspiración para mí y un empuje continuo a mejorar mi relación conmigo misma.
La ESPIRITUALIDAD. Respeto muchísimo a los hombres que tienen una conexión directa con su espíritu y con su alma. Me encanta y agradezco tanto los hombres que están tan conectados con su espíritu!!!. Es una delicia universal, es una sensación indescriptible, es mágica y una ayuda para la evolución femenina. Me encantan los hombres que se han ocupado y se ocupan de su propia evolución espiritual, que en resumen, saben quiénes son. Lo agradezco mucho. Me encantan los hombres que saben quiénes son y que se sienten a gusto en su existencia terrenal.
La INTELIGENCIA. Sé que es un campo muy amplio el de la inteligencia y que abarca grandes cualidades mentales, emocionales y físicas pero diré que he conocido hombres absolutamente inteligentes, increiblemente inteligentes y...algunos no están en las revistas de moda o en los periódicos, aunque otros sí :).
Me gusta la gente inteligente y que te contagia su inteligencia al instante. Me gusta mucho la gente que piensa por sí misma, que se plantea preguntas nuevas e importantes, que va más allá de lo establecido y que rompe moldes constantemente. Me gusta y adoro a los hombres inteligentes. Los aprecio muchísimo en mi vida, mucho. Me enseñan muchas cosas que no sé o que no he sabido...y me animan a pensar por mí misma. Me animan a excavar dentro de mis propios límites y adueñarme de todo mi universo. Me gusta la inteligencia que ayuda a otros a ser mejores, a ser menos mediocres, a ser más auténticos. Adoro a los hombres inteligentes. Me encantan!!!.
La BELLEZA. Me gusta mucho la belleza, pero la belleza que traspasa todo, toda materia, incluída el cuerpo físico. La belleza que cada uno proyecta desde el amor que desea compartir, la luz que uno es. Esa belleza incalculable que se siente a kilómetros y kilómetros de lejanía. Una belleza sublime, una belleza que desea abarcarlo todo. La belleza de tocar bien a otros, de hablarles bien, de pensar bien de ellos, de tratarlos bien y sin juicios. Me encantan los hombres que saben tocar los corazones de otros. Los hombres que no desean insultar a nadie, no desean enjuiciar a nadie, no piensan mal de nadie...sólo ven partes buenas y enseñanzas. Deseo aprender mucho de ellos...de esa belleza inigualable que transmiten y que SON.
La PASIÓN. Me gustan los hombres apasionados, los que no temen las opiniones de los otros. Los que se guían por su voz interna y se olvidan de los resultados...los que se entregan sin mirar atrás, los que confían realmente, los que saben quiénes son y disfrutan de ser quiénes son. ADORO la pasión en un hombre, es una cualidad tan hermosa, tan salvaje, tan única!!!. Me encanta la pasión en general. Los hombres entusiasmados por lo que hacen y por lo que comparten me inspiran muchísimo más de lo que ellos pudieran imaginar. Me fascina la pasión por vivir, por amar, por enseñar, por aprender, por crear. La pasión es un ingrediente tan importante para poder saborear esta vida física tan extraordinaria!!!. Me gusta la pasión.
La FORTALEZA. Llámese disciplina, fuerza de voluntad, conocimiento profundo de quién es uno...la fortaleza interna es algo que investigo desde que tengo uso de razón. Admiro a los hombres fuertes de corazón, de alma, de espíritu. Los amo. Amo su fuerza...y no hablo de una fuerza forzosa o forzada sino de una comprensión ilimitada por la existencia y por quién es uno, de qué está hecho. Me gustan los hombres fuertes que no temen hablar de sus inseguridades o de sus debilidades o de sus miedos. Me gusta ese tipo de fortaleza en la que muestran su lado más vulnerable y no temen ser cuidados o guiados por otros. Adoro a los hombres fuertes de espíritu. Son pura inspiración para mí y mi camino espiritual.
La COMPLICIDAD. Me gustan los hombres que cuentan contigo para ...cosas importantes y te mezclan en su mundo íntimo de maneras hermosas y mágicas. Te hacen ser la guardiana de secretos preciados y coloridos o en cambio te hacen ser la guardiana o guía de secretos dolorosos y ...te confían el corazón como si fueras la misma diosa que portan en sus almas y seres. La complicidad de ...apreciar quién eres y qué eres para él en ese mundo interno que guarda como guerrero celestial de su palacio sagrado blanco. Aprecio mucho esa complicidad otorgada por su guía interna, por su amor, por su generosidad. La aprecio muchísimo. Aprecio esa complicidad enormemente. Mi ser se siente y se ha sentido bendecido por los dioses, por las diosas que lo guardan.

*Continuará...

3 comentarios:

  1. Aspectos positivos... del hombre perfecto jejeje

    ResponderEliminar
  2. Todos los hombres son perfectos tal como son. Este artículo trata sobre todas las cualidades que he visto y he integrado en mi vibración sobre los hombres en general. No tienen porqué ser mi pareja. Son cualidades que me gustan y me hacen sentir muy bien. Y las reconozco y las aprecio. ¿Sigues de investigación en la espectacular Jaén? ;).

    ResponderEliminar
  3. Potencialmente es posible que todos los hombres y mujeres sean perfectos, pero el camino hacia la posible perfección es arduo y difícil.
    Sigo con Jaén, pero ya con otras perspectivas, es curioso como la búsqueda de los misterios de mi ciudad me llevaron y me llevan hasta los de otros lugares y del mundo en general, como si fuera un símil de la búsqueda interior que te lleva a conocer lo exterior... y es que todo funciona igual, con las mismas leyes.
    Por cierto, si tú eres capaz de apreciar e integrar todas esas cualidades positivas de los hombres, entonces es que eres la mujer perfecta... oye, quiero conocerte cuanto antes, que mujeres perfectas hay muy pocas jejeje. Un abrazo.

    ResponderEliminar

Entradas populares