Hombre...

"Si no eres capaz de reconocer, escuchar, aprender, observar y atender la sabiduría de una mujer sabia...siempre te encontrarás con prostitutas, alumnas babosas, sumisas, encantadoras de serpientes, perdidas y desequilibradas. Si no estás dispuesto a respetar cualquier opinión contraria a tus creencias o ideas de dicha mujer sabia, jamás podrás ser libre. Si lo único que buscas es una mujer que te diga que sí a todo, que está de acuerdo en todo lo que dices, piensas y haces, que jamás te confronta, que no te anima a aprender algo en tu vida, que no te desafía, que no te dice lo que siente, lo que realmente siente...mejor será que vayas a un sex-shop y te compres una de 20 euros". 

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Porqué mi hijo me odia?

La consciencia de la "posesión"