martes, 22 de noviembre de 2011

Gandalf, el arquetipo ideal del gran canalizador

Adoro El señor de los anillos por muchas razones.
El otro día cuando la veía por undécima vez(no sé cuántas veces la he visto) comencé a reirme por diversas cuestiones que presentaba el film y especialmente a través de Gandalf, el gran Gandalf.
Una de las cosas que me molesta del cine de ficción o de "fantasía" es que ponen varias vertientes verdaderas del ser, como metáforas o capacidades lejanas que pueden ayudarnos en un momento dado a comprender esta "pequeña existencia".
Lo cierto es que las capacidades que refleja, por ejemplo, Gandalf, son pequeñas comparadas con las capacidades que está "actualizando" el ser humano en estos momentos. No digamos que todo ser humano, pero sí una colectividad gigante despierta y consciente.
¿Porqué empecé a reirme?. Porque cada vez que Gandalf hablaba y se conectaba con el TODO, es decir, con TODO SER VIVO Y ENTIDAD EXISTENCIAL, ya sea oscura ya sea luminosa, compartía toda la información latente que estaba sucediendo en el AHORA. 
Y, ¿esto qué significa exactamente?. Significa, literalmente, que está viendo y sintiendo cada uno de los pasos de los seres que respiran, viven o existen, por ello puede hablar durante todo el film y la saga de los pasos que da la "sombra".
Si tú ves y sientes lo que va a hacer o está haciendo la sombra en el momento, evidentemente tienes una GRAN RESPONSABILIDAD PARA CON LA LUZ y tu conciencia. Por eso tal vez, tienes más desarrolladas esas capacidades que otros en este momento. Es decir, si eres más consciente del sentir universal, puedes transformar y re-dirigir toda esa energía hacia un punto de luz. 
Y por supuesto, una de esas formas es hablar de lo que va a realizar la sombra en el minuto 2 para poder evitar desastres, sufrimiento y dolor para la humanidad o para aquellos que realizan dichos actos.
Cuando veía a Gandalf prognosticando el siguiente paso de la sombra, no podía evitar reirme y pensar en todos aquellos bienintencionados maestros y maestras del pensamiento positivo diciéndole:
Gandalf, no te disperses, céntrate en ti mismo y no proyectes tus miedos hacia el exterior. Hazte con ellos, manéjalos y sé la luz que viniste a ser.
Todo canalizador y vidente sabe de lo que estoy hablando.
Gandalf no está disperso. Está más que centrado y además no deja de ser el canal de luz-información que ha aceptado ser, con todas las consecuencias y con todas las responsabilidades que conlleva serlo. Que por supuesto, la mayoría de las veces no son para nada agradables ni halagüeñas.
No proyecta miedos, se hace cargo de ellos y los transmuta cualificándolos y dándoles un sentido para la transformación. No los maneja, los acepta y se enfrenta a ellos con coraje. 
Sobre la luz que vino a ser...
sin comentarios.
Las manipulaciones mentales en el mundo espiritual son de órdago y una de ellas es decirle a alguien que sea la luz que vino a ser. 
Ya somos luz, conscientes o inconscientes de serlo, pero serlo lo SOMOS.
No hacen falta verborreas facilonas.
Los canalizadores y clarividentes no son problemas para la sociedad, son parte de la SOLUCIÓN de esta sociedad.
Si no fuera por el trabajo intenso, generoso y fuerte de muchos canalizadores en el mundo actual no estaríamos donde estaríamos; habríamos caído hace mucho tiempo.
Estos seres humanos son seguidos todos los días por infiltrados de la sombra para saber en qué dirección se mueve la luz y cómo lo hace.
Y este seguimiento es realizado porque TEMEN el poder real de estos seres. Por lo tanto, han de ser los más perseguidos y los más "vigilados".
Los canalizadores y visionarios profundos hacen trabajos realmente importantes y trascendentes para que esto tenga oportunidades todos los días...aunque la mayoría de las personas no sean conscientes de dichos trabajos.
Aprovechad bien a esos Gandalfs que tenis ahora mismo en la tierra porque si no lo haceis vais a tener que lidiar con la sombra directamente...como ya está sucediendo en todo el planeta.









No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares