martes, 22 de noviembre de 2011

No digas sí cuando ni ves ni comprendes

Quítate la venda de los ojos, amigo/a.
Hay cosas que no puedes ver ni comprender simplemente porque todavía tus ojos te mienten...y tu corazón está callado desde hace tiempo porque nunca le escuchaste.
Hay almas que se adueñan del dolor de otros para poder hacer avanzar a este tu planeta.
Hay almas que se responsabilizan de las acciones malas que otros han cometido para poder ver la paz desde otros ojos, desde otros rincones del universo dormido.
Hay almas que no esperan a que el mal mismo se haga consciente de su locura...se hace cargo de la cuenta como si fuera con su espíritu indomable.
Hay almas que saben que la compasión es necesaria para que esto avance.
Hay almas que piden perdón en nombre de aquellos que nunca lo harán, al menos en esta consciencia densa.
Hay almas tan grandes que no les importa lo que otros piensen...sólo quieren que los seres amados se liberen.
Eso que tú llamas hacerse parte responsable del problema se llama amor incondicional.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares