lunes, 5 de diciembre de 2011

La herida

El que justifica la violencia de cualquier forma...no ha sanado.
El que justifica un buen bofetón o una "cachetada" a sus hijos...no ha sanado.
El que justifica todo tipo de violencia psicológica y física ...no ha sanado.
Si sigues justificando todos los momentos duros que has vivido, toda la violencia que has visto o palpado de maneras ciegas y sin medicación del alma...significa que no has sanado, has sedado.
Y lo has hecho porque llevabas mucho dolor incrustrado en ti y no deseabas atenderlo ni mostrarlo.
Tal vez porque a otros no le convenía tu dolor. Tal vez porque siempre fueron los otros los primeros en "no dañar"...pero lo cierto es que tú eres responsable de tu dolor y también eres responsable de cómo permitas que otros te traten.
Si te han tratado mal, deja de permitirselo y no tengas a personas que no te aman ni aprecian en tu vida. Deja y abandona a las personas que jamás harán el esfuerzo por respetarte y conocerte profundamente.
No pierdas el tiempo con personas que se dedican a escupir frustraciones sobre ti e intenten convertirte en el cubo de las basuras emocionales.
Dí adiós a todas esas personas que nisiquiera hacen el esfuerzo de pedir perdón...porque no te aman.
Y tú viniste para ser amado-amada.
No hay otra razón de ser para ti en esta vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares