sábado, 26 de mayo de 2012

Autoestima trabajada

No permitas que las apariencias dejen que los demás hagan las proyecciones que les dé la gana. No permitas que ni el capitalismo, ni tu estatus social ni tu condición laboral sea diana de faltas de respeto por parte de aquellas personas que tienen al éxito como sola una definición, y es esta: aceptación social y masa que se pone de acuerdo.
No permitas que las definiciones ajenas sobre éxito hagan que olvides lo que VALES y lo que VALE TU TRABAJO.
No permitas que nada ni nadie te diga qué es válido y qué no lo es.
No permitas que el paro, las proyecciones de otros sobre tu persona, el cinismo y la venganza que proviene de un odio (amor frustrado) no expresado te paralicen y te hagan aceptar las críticas y las malas palabras de aquellos que se creen superiores por cualquier razón.
No permitas que la sociedad te diga quién eres, simplemente porque no tienes carnet de socio de la sociedad bipolar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares