Toma nota

Aprende de lo que más te duele.
Hay algo que se te ha pasado de largo en el camino.
Y posiblemente sea más amor hacia ti mismo/a.
Siéntete orgulloso/a de ti, de tu camino. De tener el valor de estar aquí, a pesar de todo.

Eres un espectáculo viviente.
Un amanecer que camina todos los días de su existencia.
Un sol que sonríe a todos y a todo. 
Gracias a tu luz...el mundo seguirá girando.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Porqué mi hijo me odia?

La consciencia de la "posesión"