martes, 30 de octubre de 2012

Ten fé

Permanece sereno ante el caos.
A veces te resultará difícil e incluso casi imposible.
Siente esa serenidad que está detrás de tu miedo.
Es más.
Siente tu miedo, permítele ser.
Hay algo mucho más grande que lo acuna, que lo calma, que lo ilumina.
Si sientes miedo por todo lo que ves con tus ojos físicos, o por todo aquello que te limitó alguna vez, recuerda esto:
Todo aquello que te espanta, que te desagrada, que te disgusta, que te duele, está hecho de la misma materia inmortal de la que nos regalas con tu presencia.
No temas hoy.
Ahora los brazos más cálidos de la existencia están haciendo su real trabajo, están contigo, por ti y para ti.
No hay nada que temer.
Porque detrás de toda vida está dios. El dios más hermoso y brillante que jamás pudieras haber imaginado. El dios palpitante, el dios corazón que habita en todo ser del Universo.
No temas ni luches contra ti mismo, hermano.
Encuentra esa serenidad, la serenidad que habita en la inocencia del niño que por primera vez ve a su madre. La serenidad que sientes cuando ya has llorado por todo. La serenidad que está en ti aunque no la encuentres...
Ten fé.
La fé, nisiquiera es un pensamiento positivo como tantas veces te han dicho.
La fé, amado hermano-hermana, es un sentimiento de rendición ante la existencia misma.
No puedes sentirte desprotegido con estos majestuosos cielos que rodean tu cabeza.
No puedes sentirte solo con todos los animales callejeros y no callejeros que se acercan a saludarte.
No puedes sentirte mal cuando tu amigo solar sigue recordándote cada día, cada segundo, quién eres.
Ríndete, ríndete ante la belleza que hay en ti, la que ves tú, la que sientes tú. Con eso siempre es más que suficiente.
Ahí nace toda belleza real.
Ten fé y desfallece. Porque cuando desfallezcas, te darás cuenta de que todo miedo fue inútil, y a la vez, un regalo.
Detrás del miedo, está tu verdad. Detrás, debajo, encima, al lado, tu verdad está en todas partes!!!.
Ten fé y húndete en el falso mundo. Permite que el nuevo  mundo florezca gracias a tu tristeza. Porque no se nos otorga algo para perder nuestro rumbo o nuestro destino, sino para engrandecerlo, siempre engrandecerlo.
Ten fé, porque todo está en ORDEN.
Todo es, tal como deseas que sea. Y dios está esperando tu señal para CREAR lo que anhelas vivir con alegría infinita.
No tengas fé. No la tengas. Ella te tiene a ti.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares