No quiero tu voto, quiero tu mano

Mi deseo para el pueblo norteamericano HOY es este: Querido pueblo grande, escucha tu latido, ábrete al mundo y corta la alambrada que los políticos y los seres sin escrúpulos han creado durante siglos. Sé consciente y responsable de tus acciones y confianzas. Despierta sin miedo y tiéndeme la mano cuando te necesite...no permitas que nos separen.
Vía facebook-elenadelucca.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Porqué mi hijo me odia?

La consciencia de la "posesión"