Tu verdad

No hay ni habrá, un hombre más amado que tú.
Fuiste amado, eres amado y serás siempre amado.
No olvides esa verdad, jamás.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Porqué mi hijo me odia?

La consciencia de la "posesión"