miércoles, 9 de enero de 2013

Sobre la pérdida (PAUSA) de visión

Para mi amiga Olga Cassú, que está pasando momentos delicados y desearle un feliz cumpleaños!!!:
 
Debemos llevar cuidado con nuestras palabras acerca de nuestra salud natural humana. Hablar sobre la pérdida de algo como puede ser la pérdida de audición, la pérdida de visión o cualquier otro tipo de “pérdida” física nos está indicando que algo en nuestro campo físico muere. Pero el alma está diciendo otras cosas que no queremos escuchar.
A nivel holístico, se ha tratado en innumerables libros, la función que ejercen las llamadas enfermedades físicas en nuestras vidas y en nuestra forma de vivir y de pensar. Y debemos recuperar la parte invisible de los llamados “toques físicos” como una oportunidad para escucharnos y dejarnos llevar por el maestro que somos.
Sé que es muy difícil en momentos de pérdida de algo o de lo que estamos acostumbrados a aceptar como “pérdida de algo”aceptar que debemos atender a nuestra alma, pero no queda otra. En este caso puede ser la vista o el sentido del tacto o lo que sea, pero vamos a realizar otro tipo de conexión con esos “toques físicos”.
Que un órgano interno o externo del cuerpo físico deje de funcionar como “debería funcionar” no significa que se haya perdido al órgano en sí o su aparente función. No, no permitas más mentiras oficiales médicas.
Conectemos ahora con la parte invisible de nuestra alma y de nuestro SER, ¿ok?.
El cuerpo está reflejando una pauta o función del alma o SER que debemos tratar o simplemente escuchar.
Digamoslo así, para que lo entiendas y no te dejes llevar por el pánico inicial(el pánico o miedo es una vibración que no permite la conexión directa con el alma o el SER. Libérate de ello. Esa es la principal barrera a superar en toda enfermedad) lo que está realizando el alma en tu cuerpo físico es una PAUSA. No una pérdida.
Sé que la mayoría de los libros sobre medicina holística e integral y sobre psicosomatización han declarado que la pérdida de visión tiene que ver con que las personas deciden dejar de ver ciertas verdades profundas en sus vidas. Se niegan a ver cosas, situaciones o momentos de cambio que les están gritando a los cuatro vientos, eso mismo, CAMBIO. La mayoría de dichos libros han tratado la miopía,hipermetropía, astigmatismo, etc, como falta de visión interna hacia los grandes cambios que se producen en el alma y que el SER está dirigiendo.
Ahora voy a hablaros de la PAUSA de visión.
Vamos a sustituir la pérdida(que no es tal, ya que debe comprenderse por qué llega esa función álmica a nuestras vidas) por PAUSA. Es mucho más correcto y más justo para el diálogo que el alma desea hacer contigo.
Hemos llegado a unos Tiempos en los cuales ya no puedes desobviar la relación directa que tu alma sostiene con tu cuerpo físico, y no sólo eso, debes comprender que el cuerpo no es NADA sin esa alma. Ya no podemos atender sólo a un cuerpo que no va SOLO, sino que este está dirigido por un alma. No se puede sanar algo sin comprender algo. Esa medicina ya ha caído, ya no sirve para el planeta. Por eso las estructuras sociales están cayendo, porque la energía que hubo detrás de ellas está transfromándose, está elevándose. El alma colectiva ha dicho que esto ya no puede ser posible. No puedes seguir ignorando que tienes un alma, y no sólo eso, que eres UN SER ETERNO. Ya no se puede ignorar eso, tengas las creencias que tengas. Y ¿sabes porqué?, porque es tu SER el que ha declarado que ya no puedes vivir sin él, sin su consciente presencia constante. Yo creo que el ser humano ya ha tenido tiempo de despertar un poquito ¿no?; ¿17.000 millones de años te parecen pocos?. Debemos ponernos las pilas porque la energía de TODO el planeta está en una vibración elevadísima, mucho más de lo que cualquier científico despierto podría confesarte. De hecho, te diré otra cosa: nos han manipulado muy bien con respecto a eso llamado salud. La salud ha sido una palabra para distraernos de lo que verdaderamente somos, porque es una palabra que disgrega, separa, te divide de tu esencia. No significa absolutamente nada lo que tú crees que es salud física. Lo más importante es que estés atento a la energía que fluye a través de tu cuerpo, la energía que está contínuamente comunicándose con todo el mundo físico y ENERGÉTICO. Estáte atento a dicha energía y localiza toda energía de “barrera”, es decir, toda energía de miedo, resistencia o malestar.
La PAUSA de visión tiene que ver con este Tiempo que llega tan enorme y tan maravilloso que vas a vivir como un dios o una diosa en acción.
Tu alma ha querido ponerse en contacto contigo porque desea que pierdas el miedo a lo que viene o vendrá(lo que tu mente está proyectando), y VEAS lo que HAY AHORA en ti.
La PAUSA de visión tiene que ver con la apertura de dones psíquicos, físicos y emocionales. La PAUSA de visión tiene que ver con la apertura de todas las capacidades extrasensitivas que tiene el ser humano, como pueden ser la canalización pura, la clariaudiencia, la clarividencia, la kinestesia, la telepatía natural y poderosa, la autosanación y sanación a distancia, etc.
La PAUSA de visión tiene que ver con la apertura y la ENTRADA de más información universal que va entrando directamente a nuestro córtex central cerebral, que es donde se emite toda la información-luz externa que proviene de la conexión con todo lo divino.Este córtex está íntimamente relacionado y ligado al chakra corazón(en realidad todo nuestro cuerpo físico es un circuito energético que va alumbrándose por sí mismo desde el centro solar puro: corazón, órgano y centro donde puede expresarse de maneras incontables el SER). Lo que ocurre es que como es mucha información la que llega a ese chakra coronario y el corazón, es decir, nuestro chakra solar está obstaculizado por miedos e inseguridades pasadas o creadas(lo que es lo mismo decir: que no está preparado para recibir dicha información solar) el cuerpo físico que es MUY SABIO, decide impedir de alguna forma esa NUEVA VISIÓN de vida, y por lo tanto, reacciona sabiamente y espera a TU ESCUCHA consciente interna. El cuerpo físico te respeta, que lo sepas.
Tu cuerpo físico respeta cada una de las directrices que toma el alma y que elige esta. Espera a tu despertar, a tu escucha, a tu orden. Tu cuerpo físico es más respetuoso de lo que imaginas.
La PAUSA de visión te está ayudando a que sepas que puedes disfrutar de tus divinas capacidades extrasensoriales para tu propia libertad divina-humana, pero siempre aceptando tu relación con el cosmos desde el alma, y no desde el cuerpo.
El cuerpo es un templo donde tu SER desea expandirse y rozar a otros con su música única. No al revés.
Tu cuerpo es una consecuencia de tu alma, de tu SER, no a la inversa. Tu cuerpo está siempre ayudándote a comprender el dolor, a comprender el malestar, a comprender la enfermedad.
Lo natural es que estés vivo y vibrante y que tus ojos vean lo que tu alma ya ve y ya siente.
La PAUSA de visión, muchas veces indica un gran miedo a lo que puede o no puede llegar. Es una confusión derivada del miedo de saber quiénes somos y no desear mostrarlo al mundo.
Generalmente, las personas con PAUSA de visión son personas muy, muy sensibles.
Tienen una capacidad de percibir otras realidades invisibles de manera muy rápida y muy eficiente, y dichas personas creen que ocultando parte de su visión física, lograrán dejar de ver “esas realidades”.
No hay que temer a lo invisible. Podemos hacer que lo invisible sea nuestro aliado, nuestro partener.
Podemos enfocarnos en todo lo hermoso que nos guía y que nos protege en todo momento.
No hay porqué temer a “todo lo demás”.
Muchos niños pequeños que nacen ahora, en estos últimos tiempos, desarrollan cierta PAUSA de visión para evitar ver todo lo que acontece en Gaia, que no es poco.
Esa PAUSA de visión les hace generarse miopías, hipermetropías y astigmatismo, y queridos papás, lo hacen porque no quieren lidiar con todas sus capacidades extrasensoriales de golpe y necesitan “parar” de alguna forma todo ese torrente de información-luz que al ser tan “chiquitos” no pueden manejar.
En ese caso, los niños deberían ser guiados en la protección absoluta y en la confianza íntegra de que están siendo guiados y tratados desde el respeto, la escucha y la expresión de todos los miedos, dudas o inseguridades.
“Ritualizar” sus cuartos de dormir de formas creativas y amorosas es una buena forma de que ellos se sientan seguros y muy protegidos. Asegurarles de que hay cortes enteras celestiales que los guian y protegen y cuidan de ellos muy bien, les hará ver la mejor parte del mundo invisible y eso les provocará mucha paz y mucha luz.
El feng shui en los cuartos de los niños es IMPRESCINDIBLE.
ELLOS SABEN QUE EL MUNDO FÍSICO Y EL MUNDO INVISIBLE SON UNO, y por eso les encanta crear amigos imaginarios. Porque saben que eso FUNCIONA para derribar miedos y atraer buenas energías y buenos vórtices energéticos a las casas, a sus casas, a sus cuartos.
Recuerdo una noche de este verano, en donde mi sobrino Ignacio le comentó a mi hermana antes de irse a la cama, que tenía miedo y le pidió que se quedara con él durante un rato. Mi madre le había dicho que no tuviera miedo porque tenía a su ángel de la guarda cuidándole.
Al día siguiente, cuando despertó, cogió a mi hermana y le dijo: no he tenido miedo porque él me ha protegido. Y mi hermana le dijo: ¿quién?. Y él contestó: el ángel del alma.
Se refería a una pequeña figura angelical que hay en la habitación y que solemos poner mucho en nuestras casas(somos muy de ángeles).
Los niños no temen si tú les dices que todo va bien y que tienen a toda la corte celestial a su entera disposición. Debes hablarles del mundo invisible y JAMÁS negar lo que ven, sea lo que sea esto. Porque así no tendrás adultos miopes ni cagados de miedo cada vez que se hable del mundo invisible. Tampoco tendrás a gente bipolar o esquizofrénica. Tendrás a gente sensible, muy sensible, creando una vida maravillosa y profundamente rica.
Así que, lo primero que debes lidiar y observar sin titubeos cuando la PAUSA de visión llegue, es al pánico. El pánico se apodera de todo aquel que no cree en sí mismo ni en una guía perfectamente orquestada desde el SER. Lo mejor que puedes hacer es CREER que hay algo más grande que tú operando tu viaje, y que este va a ser espectacular. Sólo te pide que escuches, nada más que eso. Y no te asustes por lo que escuches.
Retorna a la confianza y a esa infancia que veías todo lo invisible y que nadie te enseñó a respetar y a cuidar. Y sobre todo, a conocer.
Para realizar ejercicios de superación del miedo al futuro o al cambio, os aconsejo la guía de un experto en psicología, hipnosis o life coaching. Yo estaré encantada de acompañaros en el viaje de redescubrimiento de las capacidades extraordinarias que poseeis y que desconoceis. Os deseo un buen viaje y una muy pronta recuperación de la visión total...del alma y en consecuencia, DEL CUERPO.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares