No te cierres al dolor...

A veces la tristeza te está diciendo algo importante, déjala que hable.
La vulnerabilidad es necesaria para amar profundamente. Sin vulnerabilidad no podrás jamás conocer el amor verdadero.
Si te duele, es porque hay profundidad.
Indaga en ella.
Báñate en ella y aprende de lo que has vivido.
Da las gracias por todas las veces que te dañen o te causen dolor, eso significa que estás dispuesto y abierto.
Si te duele...puedes amanecer. Pero eso depende de ti. Sólo de ti.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Porqué mi hijo me odia?

La consciencia de la "posesión"