Discierne, BIEN, hombre. Discierne BIEN

Hay mujeres que se han convertido en los canales de envenenamiento directo de muchos hombres.
Y ésas mujeres son capaces de hacer cualquier cosa por el objeto de sus deseos.
Cualquier cosa.
Aléjalas de tu vida en cuanto quieran invadir tu espacio físico, álmico y espiritual. Y sobre todo, mental.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Porqué mi hijo me odia?

La consciencia de la "posesión"