jueves, 23 de mayo de 2013

La Unión

Sangre de tu sangre.
El mismo color de tu piel.
Y no hay comprensión ni visión.
Lejos andamos de todos, de todo, de quiénes somos realmente.
Un padre, un hijo.
Lazo que va más allá de las células.
Sentimientos que se guardan bajo las estrellas y en las noches solitarias.
Nadie conoce lo que siento detrás de mis ojos.
Debajo de mi corazón.
No nos unen los lazos ni los apellidos, ni los átomos, ni las artes, ni las ideas políticas, ni los miedos, ni las inseguridades, ni las dudas, ni las sociedades que nos atan, ni los dedos que se entrelazan, ni un pasado que ya no existe, ni un nombre, ni una familia que se rompió, ni una canción...no nos une nada de eso.
La Unión que nos lleva a estar juntos va más allá de la genética, de las razas, o de las religiones, de este nuestro planeta, de los que odiamos alguna vez...
La Unión que nos lleva a estar juntos es el amor. Y éso nadie podrá quitárnoslo.
Ni el tiempo, ni el espacio, ni la vida, ni la muerte, ni otras vidas, ni otras gentes...el amor que siento por ti es eterno y eso nadie me lo quitará, nadie podrá arrebatármelo.
Un padre, un hijo. 
Cambian los colores de las pupilas, las pecas se colocan en otros lugares del cuerpo, otros soles y otras lunas diferentes, otras canciones, otros olores...pero siempre nuestro calor y mi sol interno brillará por ti.
No hay nada ni nadie que pueda con eso.
Te llevo conmigo después de la tumba y ante los nuevos nacimientos que desconozco. Te llevo y eso es lo único que sé y que tú has de saber. 
Y mi vida, la plasmo ante tu poderío y soberanía, pequeño SER, para que no olvides jamás quién eres para mí. 
No hay nadie ni nada que pueda apartarme de ti.
Ninguna ilusión de esta maya profunda habrá de arrebatarme lo que eres para mí. 
Alegría infinita es lo que siento, y sólo tú me lo has brindado, más allá del dolor que hayan querido regalarme para que no pudiera amarte.
Pero lo hice, a pesar de todo. Te he amado porque así lo ha deseado mi corazón y mi alma.
Y así será hasta el fin de los finales.
Donde puedas comprender y reconocer...que lo eras todo para mí, y que siempre te lo demostré en la pequeña vida llamada, existencia de Tierra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares