lunes, 13 de mayo de 2013

Si REALMENTE necesitas ayuda...

Si REALMENTE necesitas ayuda, clarifica atentamente y conscientemente lo que estás necesitando.
No hay secreto o herida profunda que no pueda ser compartido-a con un especialista, un guía, mentor, psicólogo, coach, psiquiatra o amigo.
No temas a la herida ni al secreto. Está ahí para que liberes tu dolor. Para que compartas quién eres y porqué hiciste lo que hiciste, o porqué elegiste lo que elegiste.
Si REALMENTE necesitas ayuda profesional, BÚSCALA.
Pero ten clara el tipo de ayuda que solicitas y necesitas. No te abras a quien no te infunde confianza, escucha y comprensión.
Tienes TODO el tiempo del mundo y a todos los profesionales del mundo.
Sólo necesitas TOMAR UNA ACERTADA DECISIÓN.
Cuando la tomes, cuando te tomes en serio, y cuando creas conveniente que es el momento perfecto para liberar todo aquello que te daña o te hiere, la ayuda será completa y balsámica.
Confía en ti y en tu proceso. Confía en que TÚ SABES que debes soltar ese dolor.
Pero lo harás a tu manera, a tu ritmo y cuando quieras.
Tú eres el sanador, el maestro y el que elige la forma adecuada para liberar dicho dolor.
En el camino nos encontramos o nos encontraremos...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares