jueves, 27 de junio de 2013

Adioses profundos

Cuando sientas que alguien está haciéndote mucho daño, sé consciente de algo: tú estás permitiéndole que te siga haciendo daño.
No lo consientas.
Dí adiós a esa persona y confía en los nuevos holas que llegarán a tu vida deseando entregarte todo aquello que esperabas de ese "alguien".
Los nuevos holas siempre traen buenas olas de amor, compasión, dicha, claridad, salubridad, amistad verdadera, transparencia, y sobre todo, honestidad.
Tú te lo mereces. Apuesta por ello.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares