Los talentos como disfrute

Muchas veces, olvidamos que los talentos y dones que tenemos son para disfrutarlos, independientemente de si gustan, disgustan, son reconocidos o no, y ese disfrute puede llevar en sí una intensa relajación al expresarnos como nos da la gana y expandir toda esa alegría que llevamos dentro. Ni de lejos es la mejor canción que he cantado, pero, la disfruté hace años cuando la grabé. Hoy quiero reclamar esas acciones o creaciones que tenemos guardadas en un cajón y que muy poca gente ha visto, oído, tocado o reconocido. 
Por otro lado, te quiero!:  

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Porqué mi hijo me odia?

La consciencia de la "posesión"