miércoles, 5 de marzo de 2014

Desnudos ante el amor

Un buen modo de encontrar el amor puro y verdadero en tu vida es este:
Deshazte de las pulseras de oro que llevas en las muñecas.
Deshazte de las cuentas corrientes.
Deshazte de la necesidad de llegar pronto al trabajo.
Deshazte de vestirte hoy.
Deshazte de comer por comer.
Deshazte de maquillar tu rostro.
Deshazte de todos los medios para estar "conectado".
Deshazte de la necesidad de estar bello para otros, o para ti mismo.
Deshazte de la incomodidad de cubrir las necesidades de los otros.
Deshazte de la tristeza contagiosa.
Deshazte de los perfumes.
Deshazte de las mantas.
Deshazte de tus gafas.
Deshazte de la necesidad de tener razón.
Deshazte de la necesidad de hablar.
Deshazte del miedo al silencio completo.
Deshazte de los prejuicios adquiridos sólo por respirar.
Deshazte de las ideas que tienes sobre otros.
Deshazte de los zapatos.
Deshazte del engaño.
Deshazte de los tintes del pelo.
Deshazte del frío interno.
Deshazte de la verguenza adquirida durante eones de tiempo.
Deshazte de los perfiles programados.
Deshazte de las metas absurdas.
Deshazte de los sueños de otros.
Deshazte de tu ropa interior.
Deshazte de los guantes.
Deshazte de todo el plástico.
Deshazte de lo que crees que eres...porque cuando lo hagas te encontrarás a ti mismo: sencillo, simple y feliz.
Y ese será el mejor regalo que te habrás dado a ti mismo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares