martes, 10 de marzo de 2009

El número uno de la creación

Con el tiempo, la experiencia y sobre todo la consciencia he llegado a la conclusión de que nos interponemos en nuestro camino de creación libre y mágica con muchísimas limitaciones internas y eso no permite que desarrollemos con más poder y más autenticidad nuestro potencial humano y divino.
Buscamos señales externas provenientes de fuera para que nos guíen y nos protejan de "todo mal". Acudimos a videntes, sanadores, médicos, curas, osteópatas, fisioterapeutas, filósofos, gurús, maestros, quiroprácticos y un largo etc. de seres humanos que no son nosotros. Acudimos y preguntamos a los libros, a las cartas, a las constelaciones familiares, a las líneas de la mano, al karma de los$%&3!!!!, al coach, a los posos del café, al iris del ojo, al ojo de pollo, a la sopa de pollo, al vidente, al perro del vecino, a la menda, al más allá y al más acá, a la bolsa, a la bolsa de la compra, a los amores del pasado, al pasado, al pasado del pasado, al futuro, a los crucificados, a los ascendidos y descendidos, a nuestra familia, a nuestra pareja, a la madre que nos parió...y preguntamos a todos menos a nosotros mismos.
La persona más importante de nuestra vida queda relegada y tachada de la ecuación a un segundo plano y eso no nos lleva a esa máxima e ilimitada felicidad que desearíamos vivir.
La persona que anhela y que sueña...queda en un segundo y tercer plano. Pero, ¿cómo es posible esto?. ¿Cómo la creadora principal de su historia universal queda en un mísero y pobre segundo puesto de co-creación?. Espero que no sea una estrategia de victima disfrazada; que cuando algo no sale como uno/a espera le echa la bronca a todo lo que se ha nombrado anteriormente ó a cualquiera que no sea uno/a mismo/a. Esa es una acción estúpida, deshonesta y libre de toda responsabilidad y también libre de toda verdadera felicidad.
¿Quién sino tú podría decirte lo que quieres ser, hacer, tener, tocar, vivir, experimentar, amar, conseguir ó no lograr lo que deseas?. ¿Quién?. Sé un/a creador/a consciente, despierto/a y crea lo que quieres ver en tu vida.
Como dijo un hombre enamorado una vez: "Estoy viendo lo que quiero". Y eso, es lo único que tienes que ver.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares