lunes, 25 de mayo de 2009

La riqueza en los talones

Observo. Atentamente. Escucho atentamente. Sigo observando...la curiosa miseria que se escapa de lo aprendido, de lo enseñado, de lo aceptado, de lo olvidado.
Miro atenta a las acciones de la gente que se queja constantemente sobre el dinero y me hace reflexionar sobre mis propias quejas acerca del dinero. Lo cierto es que el dinero es hermoso, muy hermoso.
Es dios interactuando entre todas las manos de este planeta. Es dios colándose y riéndose de todos nosotros en todos los bancos del mundo, en las cajas fuertes y débiles, en las cuentas corrientes, en las carteras, en los billeteros, en los monederos, en las huchas, en todos los sitios que podemos concebir como resguardos monetarios y económicos.
Dios aparece en todos esos lados y no nos damos cuenta de ello. Y sigue haciéndonos cosquillas y riéndose de nuestras limitaciones mentales...
El dinero es maravilloso, maravilloso.
La energía que fluye en su base es espectacular...y no la sentimos ni la vemos. Vemos lo que queremos ver y sentimos lo queremos sentir.
Hay personas que odian el dinero y por eso lo malgastan de manera absurda y sin ningún tipo de dirección luminosa. Se quejan de que los cds de música son CARÍSIMOS, pero luego se gastan 100 euros por fin de semana en BEBIDA ALCOHÓLICA. Y la excusa es que cada uno se gasta el dinero en lo que quiere.Se quejan de que los bancos son unos cabrones por proteger sus intereses, sus comisiones, etc...pero luego piden préstamos imposibles para devolver con pobres ideas ó con nulas ideas creativas beneficiosas.
Se quejan de que el gobierno les ha quitado su trabajo pero no se RESPONSABILIZAN de sus votos pasados e ideologías fijas y apestosas.
Se quejan de que la psicoterapia es muy CARA, CARÍSIMA, pero se gastan 3000 euros en ropa que no se pondrán porque se ven MUY GORDAS.
Se quejan de que el dinero es lo que rompe la amistad y las buenas relaciones, pero no se responsabilizan de lo que dan ó reciben...y deciden poner INTERESES ALTOS en cada uno de los actos dadores de amor en los que se basa la amistad recíproca.
El dinero NO es EL PROBLEMA. Son nuestras actitudes con respecto a este lo que nos aparta de la riqueza que tanto nos pertenece.
Debemos aprender a mirar la vida como si ya fuéramos millonarios!!!, ó mejor me lo pones, como si hoy mismo fuera el último día de nuestras vidas...porque en realidad, uno de estos días lo será.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares