miércoles, 2 de septiembre de 2009

Arma poderosa

Si tuviera que nombrar todas las lecciones que mi maestro me entrega a lo largo de un sólo día, podría estar días enteros escribiendo acerca de ello.
Una de las últimas grandes lecciones ha sido increíble y fabulosa. Yo no la he vivido en directo pero no importa; su onda expansiva me llega de tal forma que no tengo más remedio que aprenderla, aplaudirla y honrarla(y sobre todo, reirme con ella...no puedo evitarlo).
Pienso en los actos de mi sobrino y sólo puedo pensar: Qué maestro, coño!, qué maestro!...
Bien. Ahora está ENSEÑÁNDOLES a sus padres a desidentificarse de sus roles o papeles de vida. Les dice: "Ahora yo soy papá Juan Carlos y tú(su padre) eres Ignacio."
A continuación, abre la puerta delantera del coche, se sube en el asiento del piloto y su padre le sigue el juego sentándose detrás. El niño agarra el volante y le dice a su padre: "Bien. Yo ahora conduzco, y tú, Ignacio, duermes."
Acoge el papel de autoridad y de poder con toda la naturalidad del mundo y puede permanecer en dicho papel durante muchísimo rato.
Pero lo que más me ha impresionado de este juego es CÓMO está mostrando y enseñando la manera en que le gustaría ser tratado por sus padres. Y eso, lo he visto yo mientras me contaban "la anécdota graciosa".
De nuevo, el niño se convierte en el padre y le dice: "Ignacio, vamos a hacer la siesta." Su padre le sigue el rollo y se van a la habitación(he de decir que se mea de la risa cuando ve a su padre imitándole a él).
El niño aparece en el comedor diciéndole a su madre: "Dame una silla para que pueda dormir bien Ignacio".
He de explicar esta última frase.
El niño se ha caído varias veces de la cama ya que tiene una altura x y por la cabecera no tiene ningún tipo de protección...así que él piensa que si le ponen una silla NO SE VA A CAER y dormirá bien.
Esto no es un simple juego. Esto es una lección de cómo uno desea ser tratado y lo hace en 1ª, 2ª y 3ª persona.
Me satisface enormemente que un GENIO me haya elegido como tía...y como adorada discipula.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares