jueves, 9 de septiembre de 2010

El susto


Muchos de vosotros ya estais viviendo cada vez más rápidamente momentos de "ascensión" y activación del ADN original en vuestros cuerpos físicos y eso tiene un proceso específico.
La ascensión es ni más ni menos que permitir que la luz que somos se expanda a todos los niveles en nuestras vidas, y eso, lleva su trabajo.
Imagina que decides conscientemente SER LUZ. ¿Puedes imaginarlo?. OK. Si decides conscientemente crecer en esa luz vas a responsabilizarte de todos tus pensamientos, sentimientos y experiencias vivenciales, y eso incluye todo tu pasado. Todos nuestros miedos e inseguridades o zonas no alumbradas van a serlo ahora, van a ser iluminadas por esa decisión de ser quién eres plenamente. ¿Sí?.
En el proceso de ascensión vivimos momentos de gran confusión puesto que todo lo no resuelto sale a flote y para ser más exactos, todo ello va a salir unido y mezclado. Todas las cosas no resueltas o los traumas pasados o incluso temas que nisiquiera pudieras imaginar, van a salir ahora. Todo unido.
Y aparentemente, vas a creer muchas cosas que no tienen nada que ver con lo que realmente está sucediendo.Van a venir ideas que no provienen de tu SER sabio que se está expandiendo. Van a llegar ideas acerca de no querer estar aquí, querer irte del planeta corriendo ya que no soportas tanto dolor, tanta oscuridad, tanto caos...
Pero si tienes el conocimiento profundo de que después de aceptar toda esta transición y todo este viaje emocional y espiritual vas a encontrarte con tu nueva divinidad...la historia cambia. Cambia mucho, y no sólo eso, sino que vas a estar encantado/a de poder vivirla al máximo. Y te vas a sentir agradecido/a, muy agradecido/a.
Porque no sólo lo estás haciendo tú, sino que miles de personas están viviendo conscientemente este perfecto proceso evolutivo.
A todo ello, a todo este maravilloso y fuerte proceso lo he llamado el susto, puesto que es como algo que viene de repente y dice: hey, me voy, me voy para siempre. Ya no vas a poder vivirme como lo hicistes antaño...ya no vas a sentir miedo ni vas a ser un humano más. Ya no vas a ver del mismo modo al mundo, ya no hay marcha atrás, ya no serás el mismo. Jamás volverás a vivir lo que vivistes hace tiempo, jamás volverás a sentir miedo...descubriste el acertijo. Se acabó la oscuridad.
Se acabó la lucha, la guerra interna, se acabó lo que no eres...
No te asustes si estás viviendo un proceso así, donde todos tus miedos han salido a flote y desean ser abrazados y amados. No te asustes...porque ya no lo vas a hacer más. Vívelos y déjalos ir. No te apegues al bienestar o a la positividad si sientes cosas diferentes en ti...acéptalas y ámalas. Se irán yendo poco a poco y el bienestar vendrá a ti naturalmente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares