viernes, 11 de marzo de 2011

Entrevista a José Torres-Investigador histórico y escritor-

1-Hola, José!. Primero de todo decirte que es un placer hablar con un hombre tan respetuoso, observador, diplomático y buena gente, y segundo preguntarte, y ¿tú quién eres?.
Hola, Elena. Estoy encantado de hablar con una mujer como tú, valiente, con carácter, que desde la búsqueda y la reivindicación de la auténtica humanidad y feminidad se rebela ante la mentira y la injusticia. ¿Quién soy?...pues, por encima de los datos personales como son mi nombre, lugar de nacimiento, estudios, etc, me considero un buscador, un buscador de la verdad, y, por tanto, también un buscador de mí mismo. Puede parecer a algunos como una definición algo poética o abstracta pero es que es así, en la vida buscamos y nos buscamos continuamente, y cuando nos desviamos de ese camino es cuando empiezan los problemas. Siguiendo el camino del aprendizaje de lo que nos rodea y de nosotros mismos es cuando empezamos a descubrir quiénes somos de verdad, empezamos a reconocernos y entonces a ser felices. ¿Quién soy yo?...cada vez estoy más convencido de que soy un buscador de ciertos conocimientos que tengo que comunicar para hacer despertar a los demás.
2-Ahora háblanos de tu primer libro, El dragón de Jaén. ¿Cuál era el propósito que te habías marcado con este y porqué sobre tu tierra natal?.
Quisiera decir que Jaén no es mi tierra natal, ya que nací en Sevilla, pero fue por motivos laborales que mis padres vivían allí y siendo muy pequeño regresaron a Jaén, pues ellos sí son de aquí. Entonces yo me he criado y he vivido siempre en Jaén, con lo que me considero jiennense del todo, aunque sé que el nacimiento es importante y tengo un especial cariño por Sevilla, con la que me siento cada vez más unido.
Mi interés por la Historia, los enigmas y la espiritualidad empezó desde pequeño, con altibajos pero siempre presente, y volcando mi atención sobre todo en lo lejano, como puede ser Egipto, el cercano y Medio Oriente o la América precolombina, hasta que comprendí que para adentrarse en los misterios de la humanidad también era necesario mirar hacia lo más cercano, pues todo está relacionado, y tengo la fortuna de vivir en una tierra rica en arcanos enigmas que ha atraído desde hace milenios a los más variados personajes. En cierto modo, se puede decir que lo mismo que para la búsqueda personal lo primero necesario es el conocerse a sí mismo, en estos temas parece que también ha sido necesario conocer primero lo cercano, para después relacionarlo con lo lejano y comprender todo en su conjunto. Como es afuera es adentro...
Jaén, se dice, siempre sorprende, y a mí me sorprendió desde el primer momento que indagué cuando empecé a leer los trabajos de algunos investigadores y a investigar por mi cuenta.
Y dí con algo importante partiendo de la famosa leyenda lagarto-dragón de Jaén y de la tradición que dice que la ciudad parece un dragón recostado a las faldas del monte que la domina. Me dí cuenta de que los templos del casco antiguo, en su disposición en el plano, forman una curiosa figura, muy parecida a ni más ni menos que la constelación del Dragón, de tal forma que cada monumento se corresponde a una estrella de esta constelación. Es lo mismo que se ha descubierto con la correlación de las pirámides de Giza con el cinturón de Orión o los templos de Angkor con la constelación del Dragón también. Entonces con esa base empezó una investigación que fue fascinante en la que encajaron y tomaron un nuevo sentido ciertas leyendas y tradiciones históricas y esótericas de Jaén, aparte de algunos hallazgos arqueológicos, que muestran todos una ciudad importante y sagrada desde hace milenios, a un nivel, me atrevería decir, mundial. Por tanto, el propósito del libro es dar a conocer estos importantes hallazgos y datos sobre Jaén, relacionarlos con el esoterismo general y hacer ver que esta ciudad es un lugar de poder ancestral que todavía nos puede deparar grandes y agradables sorpresas.
3-¿Qué es lo que más te atrae de la simbología draconiana?, y ¿porqué crees que hay tanta información acerca del mundo del reptil hoy en día más que nunca?.
Lo que más me atrae de la simbología draconiana es su componente de guardían del conocimiento. Más allá de la cara negativa y demoníaca en la que suele insistir propiciada desde hace siglos por las religiones oficiales y masivas, es un símbolo arcano de las energías de la Madre Tierra, desde la cual podemos elevar nuestra propia energía y nuestros niveles de conciencia. La serpiente-dragón es símbolo universal del conocimiento y la energía, por eso guarda el Árbol de la Vida y la Sabiduría, el del Edén o el del Jardín de las Hespérides, que tanta relación puede tener con España y Jaén, pues ese dragón vencido por Hércules es el que se representa en la constelación del Dragón;por eso está presente con significado similar en el caduceo de Hermes,el dios de la sabiduría, intermediario entre la divinidad y la humanidad, o relacionado con esto como símbolo de la energía kundalini. Creo que en esto hay ahora una ola creciente de información como en todo lo demás, estamos en un tiempo de despertar, y uno de los aspectos fundamentales es el significado real de la simbología de la serpiente y el dragón, es decir, de lo reptil, que teniendo sus componentes negativo en cuanto a su significado como energías de baja frecuencia y entorpecedoras de la evolución, también tiene una importantísima faceta positiva como energías de alta frecuencia y facilitadoras de la evolución. Por ejemplo, no es lo mismo el símbolo de una serpiente mirando hacia abajo que hacia arriba, o arrastrándose por el suelo que con alas.
4-¿Cuál crees que es el sentido espiritual de toda la simbología animal o numérica?.
Los símbolos de animales o bestiario pueden relacionarse con diferentes manifestaciones divinas o dioses, con diversos estados de la energía y la materia, y con los estados mentales. Son muy utilizados desde siempre, son fundamentales para la alquimia, la gran ciencia hermética, base de todo esoterismo.
Los números son imprescindibles, son el lenguaje de la Creación, de la Obra de ese Dios principio y origen del Todo. Con los números y las relaciones y operaciones entre ellos, se comprende la estructura de la materia, y por tanto del mundo material en el que vivimos, pero también atisbamos con ellos las esferas más elevadas de la existencia, hasta el mundo espiritual. Todo es energía, y sus leyes son los números, es decir, la geometría, las proporciones, etc. Por ejemplo, el número de oro, que es una proporción entre dos medidas, 1.618, es considerado de siempre como divino porque, como estamos comprobando con nuestra ciencia moderna, está presente en las estructuras de la materia de una forma básica, es como si fuera un patrón de la Creación, desde lo más ínfimo hasta lo más grande, desde nuestro ADN hasta las proporciones del cuerpo, incluso lo que consideramos bello en un edificio, escultura o pintura en sus dimensiones viene dado porque consciente o inconscientemente tiene incorporada la proporción áurea. Esto es fascinante...
Entonces, conociendo la simbología animal y númerica podemos conocer cómo es el mundo en el que vivimos y nosotros mismos, y partiendo de ahí podemos evolucionar, crecer, pues siempre se nos invita a transmutar nuestras mentes y elevarnos hacia lo espiritual.
5-¿Crees que todavía es necesaria tanta cultura y tanta adoración por el ocultismo, por el silenciar verdades sagradas?. ¿No consideras que independientemente de que el misterio en sí mismo sea hermoso en la vida, el ser humano ya no está para jugar a la "gallinita ciega"?.
El misterio atrae a todo el mundo, porque lo desconocido atrae, y por tanto, lo que llama la atención es conocer cosas nuevas que se dicen ocultas y alejadas de nosotros, pero muchos se quedan en esa curiosidad mediocre llena de prejuicios y miedos, los prejuicios y los miedos que se han dedicado a inculcar en la humanidad desde hace milenios. El misterio tiene sentido como invitación a buscar, encontrar, crecer y evolucionar, por eso el conocimiento es sagrado, porque hace libre, y por eso ciertas élites lo han querido proteger con una coraza de ocultismo y confusión para que no fuera asequible y mantener sus niveles de poder y esclavitud hacia la gran mayoría de la humanidad. También es cierto que el ocultismo también se hizo necesario por los inciciados para protegerse de esos poderes opresores. Pero ahora estamos en unos tiempos en los que esa armadura del ocultismo se está resquebrajando porque sentimos que estamos en un período de despertar y evolución como dije antes, y desde los guardianes del Saber hermético o sagrado creo que se está dando esa luz del conocimiento para todo el que se interese de verdad, es decir, los que se mueven por el corazón. Quizás el juego " de la gallinita ciega" está acabando y ahora empieza el Gran juego...
6-¿Porqué necesitas escribir lo que vivencias y cuál es la intención de tus escritos como articulista?.
Pues como ya apunté anteriormente, esa necesidad de escribir viene de la necesidad de comunicar lo que encuentro en mis indagaciones y conclusiones, que suelen ser abiertas y no cerradas aunque marquen cierto camino. Es una llamada interior que me invita a dar a conocer asuntos que estaban ocultos o semiocultos y que ayuden a despertar a las personas que me lean o escuchen, y poner entonces ese granito de arena para el despertar de la humanidad. Espero poder hacerlo cada vez más, con humildad y entusiasmo.
7- Y por último, si tuvieras que escribir un libro para despertar a la humanidad...¿cuál sería el género que utilizarías?.
Resulta tentador el género de la novela, pero aunque lo hiciera muy bien como novela se corre el riesgo de que como tal no se tome en serio como debiera y se confundieran los elementos reales con los ficticios propios y necesarios para la creación de la historia que se quiere contar. Esto es lo que suele pasar con todas las novelas por muy buenas e iniciáticas que sean. Por tanto, yo optaría por el ensayo, pero no en el sentido de tocho erudito y aburrido que suele pesar en este género, sino en un estilo claro y ameno que haga que los datos y mensajes profundos y reveladores que se presenten lleguen al lector. Cada vez más se ven este tipo de libros. Es lo que he intentado hacer con "el Dragón de Jaén", y decidí llevar al lector junto a mí como si me acompañara en la investigación, para que se haga las mismas preguntas que yo y se sorprenda ante las posibles respuestas y hallazgos. Creo que en parte lo he conseguido pero, por supuesto, hay cosas que pulir. En definitiva, optaría por un ensayo "novelado" en el que la información implique al lector.


*Si quieres saber más información acerca de José Torres o su trabajo puedes encontrarle en su página/blog www.ianuacaeli.blogspot.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares