domingo, 17 de abril de 2011

La fuerza de la vida -Sobre fibromialgia-

He tratado con personas muy cercanas el tema de la fibromialgia y quiero compartir algunas de las ideas que circulan(nunca mejor dicho por lo de circulan)por la propia sabiduría interna y parte de mi alma pleyadiana.
Como quiropráctica, tengo una especial conexión con los músculos del cuerpo humano y soy especialmente sensible a las formas de cambio que representa un cuerpo físico y a la vez el cuerpo dolor que se instala en el campo del cuerpo emocional-mental.
El músculo de nuestro cuerpo humano representa la base de la fuerza vital, la fortaleza segura donde originamos las creencias más importantes acerca de cómo vemos nuestro paso por la vida o por esta existencia humana.
La fibromialgia es una atrofia muscular, una debilidad del tejido conjuntivo que puede llevar a intensos y crónicos dolores por todo el cuerpo físico.
Hay que comprender desde una base psicosomática qué es la fibromialgia y qué diversos frentes puede estar viviendo álmicamente alguien que la "padece".
Ya hemos dicho que aparentemente se vive una atrofia muscular y es esa debilidad la que hay que atender. Esa debilidad es una creencia profunda y arraigada en las más íntimas creencias acerca de la vida y del camino existencial puesto que siendo el músculo la fuerza representativa de nuestra alma y de nuestra misión o propósito de vida nos lleva a introducirnos en las ideas que nos están generando dicho dolor crónico e incluso a veces, insoportable.
Hay varios puntos que quiero comentar acerca de casi todas las enfermedades que se están viviendo actualmente. TODAS son desajustes energéticos desarmonizados con el alma y muchas de ellas son lecciones introspectivas que el ser humano ha de comprender(no batallar contra ellas como nos dice la sociedad enferma actual) y trascender.
Muchas de las supuestas enfermedades tienen que ver con el despertar espiritual y no llegan a plasmarse en el campo físico debido a que es un viaje particular e independiente de la aceptación completa de quiénes somos. Cuando uno comprende que todo dolor corporal significa una recolocación energética adecuada en el campo físico y mental, sabe que no hay enfermedad posible que se instale en dicho cuerpo. De hecho, eso llamado enfermedad es una etiqueta proveniente de un desconocimiento absoluto de cómo la energía universal trabaja a través del campo material o físico, incluídos nuestros cuerpos. 
¿Porqué los árboles no tienen cáncer?, o ¿porqué los coches no tienen dolores de cabeza?...piénsalo.
Lo que quería decir es que muchas de las actuales enfermedades tienen que ver con el llamado despertar espiritual. Hay muchos videos acerca de ello y la gente debería ponerse ya las pilas acerca de este tema tan natural y candente.
Detrás de la fibromialgia, hay una creencia básica que está permitiendo que ese dolor músculo-esquelético se prolongue con el tiempo y esa idea es un abandono total a la muerte álmica, es decir, es un rendimiento existencial, hablando pronto y claro: no querer vivir.
Hay una idea base de no querer permitir que la energía universal pase por el vehículo físico ya que el alma se ha rendido completamente a la muerte, a la desidia existencial y al abandono del porqué estoy aquí.
Por ello, el músculo no dirige bien la entrada de luz a través de este y se "debilita". Digamos que desde el corazón hay un apagón generalizado por todo el cuerpo físico y comienza a fallar con la musculatura y el esqueleto. De ahí deriva la debilidad física y el dolor crónico latente y constante.
La idea principal o creencia subyacente detrás de ese abandono total por desear vivir es una sensación o emoción acumulada de rabia por uno o varios aspectos que hemos etiquetado como "injustos".
Puede ser la pérdida de un ser querido, puede ser la pérdida de un gran trabajo, puede ser la pérdida de un gran sueño...pero está en esa idea implícita la creencia de haber perdido algo muy importante para nosotros.
El perder algo importante o no saber reencuadrar las situaciones que realmente nos ofrecen verdaderas oportunidades de cambios excepcionales en nuestras vidas puede provocarnos heridas muy profundas que no sepamos cómo salir del atolladero y crearnos estas experiencias físicas para que podamos abordar el origen real como se merece: con amor, perdón y comprensión.
Todos los días perdemos algo. Y todos los días GANAMOS algo.
Cuando la persona que tiene fibromialgia y descubre que está realmente rabiosa en el ámbito espiritual porque ha perdido una gran oportunidad de vida o de sueño tiene que saber que está limitándose a un sólo sueño debido a creencias muy cercanas que le llevan a pensar que sólo puedes ser bueno en UNA cosa, o puedes ser excelente en UNA cosa y esa es la gran mentira humana.
El ser humano está REPLETO Y LLENO DE DONES Y TALENTOS ÚNICOS. Somos multidisciplinares y multiversales, es decir, podemos ser excelentes en muchísimos campos, en muchísimos territorios. Somos excelentes en ser quiénes somos.
Pero si sólo nos fijamos metas materiales, nuestra frustración interna será más fuerte y más destructiva para con nuestra alma y corazón. 
Nuestras metas deberían estar llenas de luz y de conocimiento espiritual, deberían basarse no sólo en el éxito material sino en el éxito relacional, en el éxito mental(cómo abordamos nuestros obstáculos existenciales o cómo aprovechamos todas las oportunidades que se presentan como tales), en el éxito emocional, en el éxito físico...
Nuestro amor propio debería cambiar nuestra forma de pensar y nuestra forma de SENTIR. Nosotros merecemos la pena porque EXISTIMOS. Punto.
No hay nadie como tú. 
No hay nadie que pueda ser como tú lo eres.
No hay nadie que respire como tú lo haces.
No hay nadie que pueda hacer lo que tú haces y cómo lo haces.
No hay nadie que sonría como tú.
No hay nadie que te impida ser quién eres, sólo tú mismo o tú misma.
Ser consciente del dolor propio y de que deseas un CAMBIO TRASCENDENTE en tu vida ya estás dando el paso más importante para dicho cambio.
Ser consciente YA ES UN CAMBIO.
Ser consciente es el punto de partida y el de llegada.
Ser consciente de tu vida y de tus actos es eliminar todo el peso del mundo y todo tu peso álmico.
Ser consciente te liberará de juicios y de prejuicios.
Ser consciente te llevará al autoperdón.
Ser consciente hace que te sanes por dentro y por fuera.
Ser consciente ya ha cambiado tu paradigma.
Ser consciente es lo que único que debes SER.
Recupera tu fuerza vital, tus capacidades que son miles, por no decir millones.
Recupera tu fuerza sabiendo que hay una fuerza mayor que te dirige, que te cuida y que siempre lo hará.
Recupera tu fuerza sólo por ti mismo o por ti misma, pero recupérala.

3 comentarios:

  1. Sinceramente, estas ideas están bien, pero no reflejan la realidad al completo, hay más aspectos a considerar eh... no todo es espiritualidad fuerza y tu mente.

    Por poner un ejemplo una persona cercana a mi tiene fibromialgia, y no tiene nada que ver con sus deseos de vida, ya que simplemente es una secuela que le quedó tras debilitarse mucho por culpa de otra enfermedad que padeció, de la cual salió con vida pero débil.

    Desde ese mismo momento ya salió con su cuerpo debilitado pero se está viendo cual es la causa que ha quedado remanente en sus músculos.

    Todo lo que dices está relacionado con la nueva medicina germánica, además por la auyurveda y demás cosas se perfectamente de lo que hablo, y se que mucho de lo que dices es cierto, pero vamos a ver, las cosas son como son, y no todo es blanco o negro, aún existen relaciones causa-efecto que no dependen de la mente en las enfermedades, si tu sufres una desnutrición muy grande, o una enfermedad que casi te mata, o te dan una paliza enorme, evidentemente eso empeora tu salud y ahí no es "por tu culpa por no desear vivir o porque tu energia mental está baja", la realidad es la realidad y no tiene nada que ver con las fantasías que al ser humano a veces le gusta crear de angelitos y poderes mentales como si de pronto las viejas causas-efecto físico materiales dejaran de estar ahí.

    Se trata de una mezcla, hay influencia física en la salud, y hay influencia mental, la propia mente se sustenta en cierta estructura física (las neuronas) aunque su funcionamiento sea abstracto.

    Así que por favor no emborronemos una parte de la realidad, y no digamos básicamente que un fibromiálgico no quiere vivir y por eso sufre lo que sufre... eso es una barbaridad decirlo o insinuarlo.

    ResponderEliminar
  2. Yo no hablo de barbaridades, hablo de EXPERIENCIAS. Esto no es sólo una idea fantasiosa, es una idea que hay que trabajar y querer ponerse bueno y saludable. Tu mente LO HACE TODO. PUEDES ESTAR ENFERMO y sentir que mejoras con tus pensamientos. Detrás de cada enfermedad, hay un patrón de pensamientos y eso es física cuántica y experiencia vital. Mi tia murió y tenía fibromialgia y sé cómo se sentía en su proceso. La mayoría de veces tenía unas enormes ganas de salir del planeta; se había rendido y sus músculos estaban atrofiados por ello. Acepto que estés discrepando de mis escrito, pero yo hablo SIEMPRE de experiencias vitales y no de cuentos "positivos" de la Nueva Era. TODO ES ESPIRITUALIDAD, querido mío. TODO EN LA VIDA. Las causas de una enfermedad no son SU PROPIO ORIGEN. Hay que ir al origen y las causas paliarán. Yo todo lo que digo tiene que ver con lo que sé y experimento, no con la medicina germánica ni ayurvedas ni otras historias. La realidad es la que TÚ CREAS. Duela a quién le duela. Para mí, eso que nombras como angelitos son seres sagrados que han estado en mi vida siempre, y aquí no los he nombrado para nada. No sé porqué los nombras tú. Los poderes mentales existen: soy psíquica y canalizadora. No hay más que decir.
    Yo lo que te propondría y sin ningún ánimo de dividirnos, todo lo contrario, es que, me hablaras de tu experiencia y yo amablemente te expondré lo que se puede realizar en un momento dado. Porque has dado mucha información en tu contestación y la verdad, es muy interesante que encuentres alivio o esa otra persona encuentre alivio. Escríbeme a elenahdelucca@yahoo.es y podremos encontrar alguna solución. Un abrazo y gracias por compartir tu experiencia.

    ResponderEliminar
  3. Mi nombre es Esperanza tengo 40 años y desde hacen 4 años sufro de fibromialgia y anteriormente mi vida era muy normal y feliz era fuerte activa positiva y bastante espiritual.
    la vida me cambio un dia cuando, al despertar una mañana a ser ejercicio como de costumbre todo mi cuerpo mis músculos, mis articulaciones la cabeza me dolían ay empeso mi sufrimiento y empece a decaer, sin fuerzas,agotada todo el tiempo, sin ganas de vivir perdí la autoestima y la seguridad en mi misma empece a sufrir de deprecion insomnio y ansiedad.
    vivo en carne propia este dolor físico que desgasta el alma y consume poco a poco la fe y las esperanzas.
    ahora dependo de medicamentos para controlar un poco el dolor me gustaría poder aprender algún otro método para poder sobre llevar esta enfermedad

    ResponderEliminar

Entradas populares