Perdónate por todo

Perdónate por todo.
Perdónate por querer decir sí pero no hacerlo por inseguridad y desidia.
Perdónate por todo.
Y recuerda que el perdón es humano y que sólo los seres humanos pueden experimentar el gozo y el alivio que causa experimentar dolor y después ser consciente del placer y de la dicha. Lo divino no recuerda qué es la polaridad ni experimenta daño alguno...por eso no puede perdonar.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Porqué mi hijo me odia?

La consciencia de la "posesión"