martes, 8 de noviembre de 2011

Sólo puedo sentir...

Gratitud. 
Imagina un bebé en medio de un universo bebé que no es consciente de sí mismo. 
Imagina que ese bebé llora cuando tiene hambre...y al instante se le da de mamar.
Imagina que ese bebé necesita ser acunado...y al instante cae rendido por una nana hermosa cantada por cientos de diosas.
Imagina que ese bebé es rodeado por unas cien mil sombras...y al instante vienen millones de luciérnagas sonrientes que lo iluminan.
Imagina que ese bebé tiene sed...y al instante es bañado por una dulce hada en un río de agua fresca.
Imagina que ese bebé tiene frío...y al instante es calentado por cientos de alas gigantescas de leones blancos y radiantes.
Imagina que ese bebé comienza a extrañar el calor de mamá...y al instante aparece una diosa increíble que lo arropa y lo besa.
Imagina que ese bebé es feliz aún gateando a oscuras...porque sabe que un millón de ángeles están a su lado para abrirle todas las puertas del jardín que desea para jugar.
Me siento como ese bebé y quería dar las gracias al universo y a ti por ...protegerme y cuidarme como lo haces. 
Gracias por amarme.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares