lunes, 2 de julio de 2012

¿Crees que eres un ser humano pacífico?

El otro día cuando hablé del estado alterado de conciencia de Gabriela Rico cuando comenzó a soltar una "verdad" latente que sucede en este nuestro planeta, algunas personas se sorprendieron de que pusiera literalmente "estado alterado de conciencia", puesto que creen que los estados alterados de conciencia son todos cantando el OM y con batas blancas.
La espiritualidad es muy amplia, queridos, y lo mejor ha sido ocultado para que entierres tu poder y no te enteres de nada.
Los estados alterados de conciencia pueden ser diversos, dimensionales, físicos, mentales-emocionales, astrales, y de todas las índoles conocidas y por conocer.
Que alguien sea catalogado con una etiqueta de "trastorno mental" no quiere decir que no esté despierto y no esté diciendo la verdad.
Es nuestra capacidad para lidiar con la verdad de cada uno la que nos permite transformar la realidad de alguien o de ...perjudicarla.
Si no estás despierto y conectado a tu SER, es obvio que no vas a poder nisiquiera ver quién es el otro. Es un acto matemático imposible. Y ayudar, NI HABLAR. No puedes ayudar a alguien que NO VES. Es otro acto matemático imposible. Por eso la sanidad ha caído, por eso la psiquiatría y la psicología están reventando, literalmente.
No están a la altura de lo que "viene" porque la gente se ha olvidado de currarse por dentro y de olvidarse de la mente. SI UN PSICOLÓGO sólo piensa que el problema está en la mente, lo lleva crudo en estos tiempos, porque lo único que tiene que hacer es desactivar la mente para llegar al alma. Hay que ir al corazón de la gente.
Yo tengo un nuevo concepto que nadie ha inventado y está registrado(lo digo para todos estos que se divierten copiando ideas) y no es que existan las enfermedades psicosomáticas que las hay, sino que existen las cardiosomatizaciones, es decir, lo que verdaderamente está dolido o "tocado" es el corazón de la gente, no la mente.
No puedes ayudar a alguien si no vas al corazón.
Si sólo te quedas en la mente, harás un trabajo superficial. El corazón es muy profundo, mucho.
Si no vas al corazón, no vas a ayudar a nadie.
Si no vas al dolor profundo de alguien no vas a poder sacar nada de luz de ese alguien. Es imposible.
El estado alterado de conciencia puede llevarte a un estado de rabia o de ira extraordinario. Porque cuando ves de qué va el juego en la Tierra, te escandalizas. Y creo que ya he hablado de esto muchas veces.
No por no expresarte y por no estar en conexión con tus emociones, es decir, guardarlas y decirte: bueno, voy a calmarme porque quiero estar en paz, eres un ser pacífico.
La mayoría de personas está muy equivocada al respecto con eso de ser pacífico.
Ser pacífico no significa llevar una túnica blanca y cantar el OM todo el día. Porque hasta los monjes más disciplinados se van de putas y beben cuando les apetece.
Ser pacífico significa estar en contacto directo con tus emociones y FLUIR con ellas. Nada más que eso.
Alguien que está completamente desconectado de sus emociones es fácilmente manipulable y puede convertirse en una diana explosiva de mierda hacia el mundo y hacia sí mismo.
Por eso, casi todos los "locos" NO SON manipulables porque están dentro de ellos, en su dolor o en su verdad, pero DENTRO.
Cuando observas el video de Gabriela, es decir, su comportamiento fluído y "explosivo" te das cuenta de que está completamente imbuída por su verdad interna que le está gritando lo que es correcto expresar en esos momentos.
Lo que para su alma es un escándalo, para los dormidos es un shock emocional, un brote psicótico o una posesión a control remoto.
Lo cierto es que cuando abres la vereda de la realidad dimensional de Gaia, vas a ver cosas muy desagradables con las que vas a tener que lidiar o sí o sí. Y aquí entra el trabajo interno de cada uno, por eso es importante hacerse dueños de nuestros cuerpos y que otras energías sutiles no entren a saco para manipular dicha realidad física a su antojo.
Es muy importante lidiar directamente con nuestras emociones y sacarlas todas. Pese a quien pese. Guste o no guste. Disguste o no disguste.
Y lo primero que uno debe saber es que hay mucha represión emocional en este nuestro planeta, porque INTERESA QUE ASÍ SEA.
No quieren LOCOS cantando o gritando la verdad.
Uno de los síntomas que produce el despertar en cualquier ser humano, especialmente en las mujeres, es que cuando HABLAN con su boca salen un millar de personas que intentan o desean CALLARLES. Por todos los medios.
Temen lo que pueda salir de sus bocas. Porque su presencia ya está dictando QUIÉNES SON y a qué han venido exactamente. A romper patrones de pensamiento caducos. A romper esquemas. A romperlo todo.
Los despiertos se topan con muchísimas personas que se obsesionan con la tranquilidad, la serenidad y la paz, no teniendo ni puta idea de qué significa eso para ellos. No lo experimentan. Puesto que alguien que sabe lo que es la paz no hace reprimir a nadie sus emociones, puesto que está en PAZ. Y le importa un bledo cómo se expresen los demás. Tienen todo el derecho y lo saben.
Muchas de las frases que reciben los despiertos, son estas:
Oye, tranquilízate que te veo alterado.
No te pongas nerviosa que te veo que te subes.
Serénate, que te va a sentar mal a la salud.
A ti lo que te pasa es que estás ardido y por eso sueltas lo primero que te viene a la cabeza.
Tú sientes un odio descomunal, por eso atacas a todo el mundo.
Relájate que te veo tenso.
Y podría seguir con la cantidad innombrable de paradas energéticas que los represores emocionales hacen constantemente a las personas despiertas.
UNA PERSONA DESPIERTA JAMÁS ESTARÁ A DISGUSTO CON LA EXPRESIÓN DE NADIE. Puede ponerle los límites si se le falta el respeto, pero a veces, hasta ni eso. No les tocan.
Saben que nada es personal. Que todo tiene que ver con la expresión del otro. Y saben que la expresión es SALUBRIDAD.
Los que nunca se expresan les huele el aliento, entre otras cosas.
Ver a una mujer que está hablando de caníbales humanos y observar a los demás impasibles ante tanta bestialidad me hace ver cuánta gente enferma y reprimida hay en el mundo. Mucha. Más de lo que creemos.
Si hubiera estado al lado de Gabriela hubiera entrado en su realidad y la hubiera modificado.
Primero, preguntándole dónde se hicieron esas barbaridades y cómo es que ha hablado ahora de todo esto tan horroroso. Por ejemplo.
Y le preguntaría, porque me importa EL DOLOR DEL ALMA de cualquier ser humano. No hubiera elegido el papel más común y cobarde del psicólogo convencional o psiquiatra convencional: creer que está loca y yo no mover ni un puto dedo, ni una neurona de mi cabeza para AYUDAR a esta mujer. Porque ese fue el principal eje e impulso de iniciar una carrera de psicología o psiquiatría: AYUDAR AL SER HUMANO a estar conectado con su propio yo, con su alma y no con lo que yo creo que debe estar conectado: a la PUTA LOCURA COLECTIVA que estamos anclados y esclavizados.
¿Crees que eres un ser humano pacífico?. ¿Sí?, ¿cómo sabes que sí?.
¿Encierras tus emociones?.
¿Las derrocas?.
¿Las destruyes y las ocultas?.
¿Qué te duele físicamente?.
Si te duele algo, TIENES QUE DECIR ALGO YA!!!.

1 comentario:

Entradas populares