Nuestro gran tesoro

Todo el amor que hayas entregado en tu vida permanecerá vivo dentro de ti.
Todo el amor que hayas recibido no puede morir. No puedes destruirlo aunque quieras.
Nada puede destruir todo lo hermoso que tu corazón alcanzó y recibió.
No luches contra eso.
Agradece todo el amor que has dado, porque jamás desaparecerá. 
Un ángel me dijo hace poco: todo el amor que hayas dado regresará siempre al origen de donde partió, tu corazón.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Porqué mi hijo me odia?

La consciencia de la "posesión"